8.000 fileteros cobrarán $ 600 por dos meses

Lo confirmó Cristina Ledesma, secretaria general del Soip. La ayuda se extenderá al personal registrado y también al empleado en negro que se anotó en el padrón de ese sindicato

Los marineros levantaron el paro y los barcos arrancaron a salir. Las empresas volvieron a invertir en insumos y los comercios de la zona empezaron a sentir, muy de poco, el añorado respaldo económico de una industria que necesariamente tiene que despabilarse.

Sin embargo, para que fileteros, peones y envasadoras entren en la rueda de reactivación productiva todavía faltan algunos varios meses. Es decir: tendrán que pasar una cuantas semanas para que el personal de planta tenga materia prima para trabajar. Hoy, por cuestión de costos y zafra, no hay recurso digno para manipular, y por ende no hay ni sueldos ni garantizados para cobrar.

A sabiendas del escenario que se prefiguraría, Cristina Ledesma, secretaria general del Sindicato de Obreros de la Industria del Pescado (Soip), apostó a la gestión de ayudas económicas para los trabajadores que integran el eslabón más débil de la cadena.

Fue ésta la manera en que el Soip se posicionó frente al conflicto que por 81 días paralizó la zarpada de buques y enfrentó a empresarios portuarios y marineros del Simape.

Y finalmente, tras meses de reuniones, llamados y viajes a la ciudad de Buenos Aires, el sindicato logró que el Ministerio de Trabajo de la Nación girara los fondos para extender dos meses de ayudas económicas por $600 para cada uno de los 8.000 fileteros inscriptos en el padrón del Soip. Las sumas serán entregadas a partir del próximo lunes 20.

“La verdad que estamos contentos, aunque nosotros pedíamos un poco más. Pero sabemos que al menos con esto, los compañeros podrán pagar sus alquileres o platos de comida”, expresó Ledesma en diálogo con El Atlántico.

“Lo que sí nos genera mucha satisfacción es que la ayuda le llega a todos los trabajadores inscriptos en el padrón: hablamos de los que están registrados y de los que están cooperativizados. Eso era algo que nosotros habíamos puesto como condición excluyente”, rememoró la dirigente, que destacó que es “ésta la primera vez en que se obtiene un beneficio para la totalidad de los obreros, y no sólo para una parte”.

“Por eso que entendemos que en ese sentido es un logro. Haber conseguido esa ayuda es una satisfacción”, completó. De todos modos, dijo que por estas horas se están gestionando recursos de la Subsecretaría de Pesca para intentar prolongar el “beneficio” por un mes más. “Esperemos que pueda ser”, deslizó Ledesma.

Acerca del aporte hecho por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, desde que inició el conflicto portuario, la dirigente indicó: “Sólo garantizaron un bolsón de comida por persona, que ni siquiera ha sido terminado de entregar. Después, nada más”.

Sobre cuándo estiman que volverán a sus puestos de empleo, Ledesma fue categórica: “No menos de dos meses. Ahora se está pescando magrú (que se vende como caballa), que es imposible de manipular por nosotros. Hasta que no se pesque merluza, por ejemplo, no vamos a reactivar las plantas”, advirtió la dirigente, que explicó que por ese motivo “es que se tienen que hacer todos los esfuerzos desde el Estado para garantizar un mes más de ingresos a los fileteros, peones y envasadoras”.

Comentá la nota