“Se abre una etapa de transición”

La última reunión de conciliación obligatoria fue larga. Comenzó ayer a las 9 y finalizó luego de trece horas de negociaciones sobre el pago de sueldos atrasados y la mejora de las condiciones laborales de los empleados de La Veloz del Norte. Cuando el encuentro estaba ya avanzado llegó a la mesa la noticia de la venta de las acciones por parte de Marcos Levin.
“Se abre ahora una etapa de transición y el conflicto está superado”, coincidieron los funcionarios y sindicalistas que participaron en la reunión que se desarrolló en la sede de la delegación Salta del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El secretario general de la UTA, Oscar Cruz, confirmó que se garantizó la continuidad laboral para los 867 trabajadores, aunque no todos están afiliados a esa entidad. “Esta es una nueva etapa; se pone fin a 20 años de persecuciones”, dijo el dirigente.

Los funcionarios nacionales se comprometieron a monitorear que los sueldos se paguen conforme a lo establecido en el reglamento y que los empresarios respeten las condiciones laborales de la gente. En esta línea se informó que mensualmente La Veloz del Norte necesita $20 millones mensuales para mantener su estructura andando.

Comentá la nota