El 22 de abril fue el último día hábil sin paro de UPCP

El 22 de abril fue el último día hábil sin paro de UPCP
La falta de convocatoria a instancias de diálogo en el conflicto por mejoras salariales llevó a la UPCP a definir la continuidad del paro general que iniciaron el 23 de abril, con otras 72 horas el plan de lucha en toda la administración pública, entes autárquicos y descentralizados.

El paro que comienza hoy y en principio se extiende hasta el miércoles, también tiene previsto una movilización con otras entidades gremiales el miércoles.

Alta adhesión

Desde la entidad gremial sostuvieron que hay una adhesión de más del 80 por ciento a la medida de fuerza y que tal cual lo vienen haciendo, el paro se cumplirá con asistencia a los lugares de trabajo y sin asistencia en el interior y se mantienen las guardias mínimas, decisión que valió el mensaje del secretario general José Niz, ya que “somos responsables y sabemos que las urgencias y emergencias no pueden ser pospuestas”.

“Más del 80 por ciento de la administración pública esta parada y los compañeros sostienen su reclamo en unidad y con una marcada convicción de defender su fuente de trabajo contra el ataque de las corporaciones que manejan al ejecutivo. La intervención del Registro de la Propiedad se resolvió a pedido del Colegio de Escribanos, violando el derecho a la carrera administrativa de los empleados de la Dirección”.

Sin diálogo

Por otra parte, el dirigente salió a responder a las autoridades gubernamentales ya que “nada justifica la negación al diálogo” y agregó que “el Ejecutivo está en una etapa decisiva, debe proponer soluciones a este conflicto para evitar el caos y la crisis que produce en la provincia la pérdida del poder adquisitivo de la clase trabajadora y el vaciamiento del sistema sanitario público”.

Explicó que “los avances de las medidas de acción directa ejecutadas durante la semana pasada fueron analizadas por el cuerpo de delegados, como también la falta de convocatoria por parte del gobernador”. Se puso de relieve que “la falta de vocación de diálogo por parte de la patronal es evidente, las tensiones se incrementan y el ejecutivo olvida de su responsabilidad como gobernante; estamos esperando las soluciones a los puntos planteados y mientras se dilate la convocatoria continuaremos con las medidas, para despertar la sensibilidad de la parte empleadora a los reclamos que ya no son nuestros, sino que pertenecen al pueblo”.

Comentá la nota