Acampe camionero para presionar por la continuidad de Covelia

Acampe camionero para presionar por la continuidad de Covelia
Unos 200 recolectores de residuos afiliados al gremio de Camioneros mantienen un acampe frente a la municipalidad de Quilmes a la espera de la definición de una licitación del servicio.

Un grupo de 200 recolectores de residuos afiliados al Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) realizan una protesta con acampe frente a la municipalidad de Quilmes para reclamar la continuidad de la concesión del servicio en manos de la empresa Covelia, de aceitadas relaciones con Hugo y Pablo Moyano.

La presión ordenada por los Moyano arrancó este lunes, en coincidencia con la apertura de los sobres de licitación de la propuesta técnica por la renovación de la prestación pública de higiene urbana, recolección y barrido mecánico. La única firma que se presentó al concurso fue Covelia, que desde 2010 obtiene de la intendencia de Francisco "Barba" Gutiérrez prórrogas del contrato ya vencido.

Para el miércoles se espera la apertura del sobre con la propuesta económica, dato clave para que la comisión evaluadora que encabeza Gutiérrez defina si mantiene a Covelia como proveedora. Hasta ese día se estima que continuar la protesta, aunque, según dicen los camioneros, la recolección de residuos está garantizada.

"El Sindicato de Chóferes de Camiones comunica que desde las primeras horas del día hoy (por el martes) se encuentran más de 200 trabajadores de la actividad de recolección de residuos, acampando en las puertas de la Municipalidad de Quilmes", informó el gremio en un comunicado de prensa.

"Esto se debe a que a la fecha todos los trabajadores afectados a la tarea de barrido manual de calles y recolección de residuos se encuentran despedidos, los trabajadores se permanecerán allí en reclamo de una regularización de su situación laboral", completó.

Los Moyano dicen que "están despedidos" porque la nueva licitación -el contrato está sostenido por una extensión por tres meses aprobada por la Legislatura quilmeña en agosto pasado- no incluye a los barrenderos. Según habían anticipado funcionarios, esa prestación sería municipalizada para reducir costos.

En la previa a la firma de la prórroga, voceros del intendente Gutiérrez reconocieron que el municipio tiene por delante la complicada tarea de reubicar a esos empleados barrenderos que en la actualidad cobran el sueldo de un trabajador camionero y que el Ejecutivo comunal consideró difícil mantener. "Vamos a tener que ver la forma para que los actuales barrenderos se queden tranquilos y sean reubicados en la nueva empresa" que deberá hacerse cargo de la basura a partir del 9 de noviembre", sostuvo un asesor del jefe comunal.

En la primera apertura de sobres, el secretario de Medio Ambiente local, Claudio Olivares, destacó la "seriedad" del proceso licitatorio que estimó se evidenció en el volumen de documentación que tuvo que presentar Covelia. "Esta es la apertura de la propuesta técnica la cual se ha visto que se ha tomado con mucha seriedad y con una presentación muy importante", afirmó.

"Hay un compromiso de respetar paso a paso las etapas del proceso licitatorio, en el que el municipio puso altísimas condiciones desde lo técnico y con el presupuesto disponible", agregó Olivares según reprodujo la prensa local.

"Se trata de un pliego con muchas exigencias y que la empresa ha presentado con mucha seriedad. Es una propuesta que tiene que ir más allá de la recolección, pensada también desde lo social. Esperamos que sea de interés", completó sobre la propuesta de Covelia.

Los jefes sindicales que lideran el acampe camionero aclararon que se mantienen "en estado de alerta para ver como continúa el proceso" y advirtieron que "el proceso genera inquietud entre los trabajadores".

Además de Gutiérrez, la comisión evaluadora está integrada por el titular del Concejo Deliberante, José Migliaccio. Se espera que de las dos zonas de Quilmes que se licitan Covelia solo podrá retener una.

Comentá la nota