UTA aceptó adelanto de $ 600 y a cambio no se descontarán dos días de paro

UTA aceptó adelanto de $ 600 y a cambio no se descontarán dos días de paro
Los choferes pedían mil pesos a cuenta de futuros aumentos. Las privadas y la Municipalidad ofrecieron menos, pero aceptaron no debitar las jornadas de paro del 1 y 2 de mayo pasados.

Los choferes nucleados en el gremio de la UTA lograron que las empresas privadas y la municipal Tamse no les aplique los descuentos correspondientes a los días 1 y 2 de este mes y a cambio, aceptaron recibir el viernes próximo unos 600 pesos en lugar de los mil que estaban reclamando en concepto de un anticipo de futuros aumentos. El acuerdo fue alcanzado ayer en el Ministerio de Trabajo donde se

reunieron con representantes de Ciudad de Córdoba, Coniferal y

Tamse, además de autoridades municipales. Allí, el sindicato discute la implementación en Córdoba del acuerdo paritario arribado a nivel nacional que incluye una suba del 23 por ciento, es decir unos 1.623 pesos para cada chofer, retroactivo a enero pasado. Cabe recordar que las empresas habían ofrecido un incremento del 26,7 por ciento ubicando un sueldo inicial en los 10.022 pesos; sin embargo, los trabajadores presentaron ayer su propia planilla donde solicitaron un piso de 10.348. Los choferes propusieron un adelanto de mil pesos y seguir discutiendo, pero las empresas y el municipio ofertó 600 pesos por cada uno que se abonarán con el anticipo salarial del 40 por ciento que perciben entre el 20 y el 22 de cada mes. A esa oferta, el gremio contrapuso otra: aceptarla pero sin que se les aplique los descuentos correspondientes a los últimos dos días de paro que realizaron el pasado 1 y 2 de mayo, en medio de hechos vandálicos y de violencia. Los representantes del municipio y las privadas aceptaron lo propuesto por lo que, al menos por ahora, la promesa del intendente Ramón Mestre de debitarle a los choferes las horas no trabajadas quedó sin efecto. Sólo se les aplicó una deducción correspondiente a las jornadas de paro de abril, incluyendo el día 30 cuando UTA inició una escala de medidas de fuerza desproporcionadas.

Mientras tanto, para terminar de afilar los números y conocer concretamente de cuánto será la suba otorgada en Córdoba habrá que esperar hasta el martes próximo cuando se retome la audiencia en Trabajo. Hasta entonces, el secretario general Alfredo Peñaloza garantizó la normal prestación del servicio de transporte urbano de pasajeros.

Cabe recordar que los trabajadores del volante ya percibieron unos mil pesos que adelantó la Municipalidad hasta tanto lleguen los subsidios nacionales; mientras que ahora posiblemente los 600 pesos también deban salir del erario público, ya que las empresas privadas adelantaron que no cuentan con los fondos para afrontar un nuevo aumento. En ese sentido, señalaron que los subsidios de la Nación no alcanzan para cubrir las particularidades que rigen el convenio en Córdoba a partir de, por ejemplo, las diferencias en la cantidad de horas trabajadas (a nivel nacional son jornadas de 8 horas y aquí de 7) y el coeficiente de cantidad de choferes por unidad (a nivel nacional son 2,7 choferes por ómnibus, mientras que en esta ciudad son de 3,5).

Pero también hay que decir que la última suba del boleto otorgada por el intendente Mestre contemplaba un 22 por ciento para cubrir el aumento de paritaria de UTA.

Comentá la nota