Con acompañamiento de la Provincia, la exportación de liebres genera expectativas de producción en la cordillera

Con acompañamiento de la Provincia, la exportación de liebres genera expectativas de producción en la cordillera
El ministro de Agricultura, Ganadería, Bosques y Pesca del Chubut, Pedro Zudaire, destacó hoy la exportación de 24 mil kilos de carne de liebre desde el Frigorífico Esquel con destino a Europa.

El ministro subrayó que “todos le estamos poniendo el hombro a la actividad y cuando hay voluntad las cosas se pueden lograr”.

Zudaire aseveró que la apertura de una nueva temporada de zafra de liebre tras varios años es consecuencia del trabajo articulado entre el municipio cordillerano, el Gobierno de la Provincia, Nación y la entidad local. “Todos hemos puesto lo necesario”, indicó, resaltando que en este último tiempo se impulsó la caza con un subsidio y se crearon las condiciones necesarias para lograr la exportación.

“Los cazadores están trabajando y el frigorífico de Esquel está funcionando”, valoró el titular de la cartera ganadera chubutense. En ese marco celebró que días atrás partió un embarque con 24 mil kilos de carne de liebre desde la ciudad hacia el Viejo Continente.

“Esto es algo auspicioso”, aseguró el funcionario y dejó en claro que el Gobierno de Chubut, que lleva adelante el gobernador Martín Buzzi, “seguirá acompañando con acciones como el subsidio a los cazadores por ejemplo”.

“Vamos a estar presentes como siempre”, reafirmó Zudaire al tiempo que agregó “con políticas activas seguiremos facilitando la reactivación de la actividad”.

Hay nuevas ilusiones para el futuro

Por su parte, el gerente del Frigorífico Esquel, José Petey, puso énfasis en la importancia de haber puesto en marcha todo el proceso de producción en torno a la liebre.

“Hacía 3 años que el frigorífico no exportaba uno de sus productos más tradicionales, como es la carne de liebre”, dijo el ejecutivo.

“Ahora con la puesta en marcha de todo el proceso, y teniendo ya casi 24 toneladas listas para exportarse a Italia, la gente ve que esto es una realidad, y hay mucho entusiasmo”, comentó el empresario.

Petey consideró como factor decisivo el aporte del Estado Provincial y Nacional, con un subsidio a la captura de liebre.

“Nuestros precios no resultaban atractivos para los cazadores, y con el subsidio se logró un estímulo adicional; diría que eso fue determinante para poder concretar la temporada”, sostuvo Petey.

“Hay que reconocer que no alcanzamos la cantidad de liebre que teníamos como expectativa”, advirtió Petey. “Pero en cambio logramos un nivel de producto que se denomina ‘calidad superior’”, aclaró.

Esta calidad, indicó el ejecutivo, es resultado de las capacitaciones previas brindadas a los equipos de cazadores que tienen a su cargo la zafra de liebres. “Se los capacitó para la forma de caza, la preparación de las piezas capturadas, las condiciones de transporte, y otros aspectos que son fundamentales para asegurar un nivel de calidad óptimo como el que alcanzamos y sabemos que se puede mantener”, concluyó Petey.

Comentá la nota