Acordaron volver a tratar equiparación de asignaciones en paritarias

Acordaron volver a tratar equiparación de asignaciones en paritarias
Como estaba previsto, ayer se realizó un paro y movilización del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SOEM). En el Concejo Deliberante se pasó a archivo el proyecto del concejal Juan Carlos Figueroa, que los incluía dentro del Convenio Colectivo de Trabajo. Por otra parte, el de equiparar las asignaciones familiares con las del nivel nacional volverá a ser tratado en paritarias debido a que no se contaban con los concejales necesarios para su tratamiento.
Los trabajadores, junto a los dirigentes, estuvieron ayer en el Concejo donde se vivió un clima caldeado durante la sesión. (ver nota aparte). De todas maneras, esto ya era esperado debido a los anuncios del sindicato durante la semana pasada, teniendo en cuenta los puntos que quedaron pendientes desde el pasado mes de marzo, cuando se vivió uno de los paros más prolongados en la ciudad.

Entre los trabajadores hubo gritos y abucheos hacia María Laura Santamariña, quien se encontraba en la presidencia, debido a que en la sesión en la que el sindicato “tomó” el edificio, aseguró que no habían estado dadas las condiciones para legislar.

En este sentido, momentos antes de que se comience a sesionar, Pedro Mansilla, secretario General del SOEM, tomó la palabra y se dirigió a los municipales que estaban tanto dentro del recinto como en las puertas del Concejo Deliberante.

Mansilla señaló: “Ya quedó claro, dieron su punto de vista sobre el proyecto. Pero queremos que tengan en cuenta en el futuro que las cosas cuando se hacen en silencio generan desconfianza. Entonces, tal vez hay buena intención, pero de esta forma nosotros pensamos mal. Luego nos tratan de intolerantes, pero en realidad es que terminan generando acciones que es molesto y dudoso. Queremos decirle que los trabajadores estamos atentos, nadie nos va a venir a meter el dedo en la boca, por eso dudamos y desconfiamos”.

En este marco, y haciendo una crítica hacia la gestión de Raúl Cantín y el accionar de algunos secretarios, como así también de legisladores, Mansilla acotó que muchas veces “dejan mucho que desear. No nos compran la ropa, hay sectores como el SIPEM que hace mas de cuarenta días espera la ropa. No les calienta tres pelotas los compañeros, ni siquiera invitan al sindicato para dar transparencia a esto”. Además, ante la llegada de Rubén García, secretario nacional del SOEM, y sobre el paro del 8 de octubre, los presentes partieron en aplausos.

Momento después hubo municipales que tomaron la palabra y señalaron que ellos pertenecían al partido justicialista en su momento, pero no se sintieron identificados con la gestión actual.

“No somos ni vagos ni atorrantes, y hoy siento que es la peor gestión municipal” señaló uno de los trabajadores, remarcando que si no salen a las calles es porque no tienen herramientas

Una vez tratados los puntos de la manera que le pareció correcta al sindicato, el grupo de personas se dirigió hacia fuera, donde se realizó un acto sobre la avenida San Martín. Allí estuvieron presentes delegados del bloque patagónico de SOEM y Rubén García. Esto se realizó además para comunicar cuáles habían sido los resultados en las negociaciones con el Concejo Deliberante. Allí, García habló ante un importante número de personas.

“Los problemas de Uds., que se venían enumerando, son los de un sistema que no tiene color político. Recorriendo las provincias, vemos lo mismo. De esta manera nos tienen condicionados con contratos basura, salarios indignos y no protestamos” señaló.

En este sentido, recalcaron que la Federación Argentina de Municipios es donde se reúnen los intendentes y planean las políticas a nivel económico y relaciones laborales. “Por eso lo importante de la lucha, queríamos venir a respaldar, porque nuestra confederación a nivel nacional largó un plan de lucha en todas las provincias que va a tener el punto culminante el 8 de octubre, cuando marchemos desde el Ministerio de Trabajo a Casa Rosada, para mostrarle a las máximas autoridades que nosotros también queremos derechos”.

Comentá la nota