La UOM acordó con la industria siderúrgica un aumento salarial del 30%

El acta estableció que la suba en los adicionales del sector se fijará a por empresa, pero fuentes de la negociación aseguran que se aplicará el mismo aumento de los básicos

Tras más de un mes de negociaciones que incluyó un paro en la actividad y la amenaza de nuevas protestas, la conducción de la UOM, el gremio que lidera Antonio Caló, y la Cámara Argentina del Acero, que agrupa a las siderúrgicas Ternium y Tenaris, del holding Techint, y Acindar, controlada por ArcelorMittal, sellaron ayer el acuerdo salarial del sector que fijó un incremento escalonado del 29,93% sobre los básicos de convenio, similar a la suba establecida con el resto de las cámaras metalúrgicas en abril.

Respecto al aumento que se aplicará sobre los adicionales remunerativos del sector, que la UOM pretendía que se definieran en el acuerdo global con la cámara y cuyo reclamo motivó el paro de mediados de mayo, el acta firmada ayer por las partes en el Ministerio de Trabajo estableció que esa cuestión será negociada a nivel de empresas durante los próximos dos meses. No obstante, fuentes de la negociación aseguraron a este diario que la representación empresaria asumió en la reunión el compromiso concreto de trasladar a los adicionales la suba del 29,93% acordada sobre los básicos, aumento que también se abonará en dos tramos como el resto de la recomposición salarial. “Los adicionales no se pusieron en el acta, pero las empresas dieron garantías de que van a pagar el mismo aumento”, señalaron voceros del gremio metalúrgico. Desde el sector empresario, en cambio, negaron la existencia de algún compromiso oficial respecto del aumento de los adicionales.

Del encuentro que definió la negociación salarial en el sector siderúrgico participaron Caló y el resto de los miembros del secretariado nacional de la UOM, representantes de la Cámara del Acero y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. El entendimiento descomprimió el escenario de conflicto instalado en la actividad a partir del paro de 24 horas que el gremio metalúrgico concretó el pasado 13 de mayo y que afectó la producción en las plantas de Ternium-Siderar, Tenaris-Siderca, Acindar, Aceros Zapla, Sipar-Gerdau y AcerBrag.

En el entorno de Caló, quien por primera vez se puso al frente de la discusión salarial con las siderúrgicas, se mostraron optimistas respecto a la aplicación del nuevo aumento sobre la totalidad del sueldo conformado de la actividad. Aunque advirtieron que si las empresas no cumplen con el pago de la suba sobre los adicionales volverán a la carga con protestas y medidas de fuerza.

El entendimiento estableció que el incremento sobre los básicos de convenio se abonará en dos tramos acumulativos, el primero de ellos retroactivo a los salarios del mes de abril y el tramo final con los sueldos de junio, como ocurrió con

Comentá la nota