Los dos actos por la lealtad

La CGT liderada por Antonio Caló reunirá mañana por primera vez al nuevo consejo directivo de la central y realizará un homenaje interno. También mañana, Moyano convocó a un encuentro frente a la sede de la calle Azopardo.

La CGT del camionero Hugo Moyano realizará un acto mañana frente a la sede de Azopardo para conmemorar el aniversario del 17 de octubre, Día de la Lealtad para el peronismo. En su rol de opositor al gobierno nacional, Moyano intentará no perder iniciativa frente a la CGT oficial, encabezada por el metalúrgico Antonio Caló, que reunirá al nuevo consejo directivo de la central obrera en el Sindicato de Peones de Taxis, donde realizarán un homenaje interno.

“Vamos a evaluar de forma orgánica los alcances de la reunión que mantuvimos con la Presidenta la semana pasada”, aseguró a Página/12 un dirigente de la CGT que participará de la primera reunión de la cúpula que fue elegida el 3 de octubre en el estadio de Obras Sanitarias. En el encuentro realizarán un homenaje por el Día de la Lealtad y planean revisar la estrategia a seguir para empujar los reclamos incluidos en la agenda sindical. El aumento del mínimo no imponible de Ganancias, la universalización de las asignaciones familiares y la deuda que mantiene el Estado con las obras sociales de los gremios figuran entre los primeros puntos en el listado de reclamos.

Por su lado, Moyano citó a sus seguidores al edificio de la CGT para conmemorar el 17 de octubre de 1945. El moyanismo se encuentra concentrado en su posición de opositor al gobierno nacional, por lo que decidió hacer un acto abierto en las puertas de la histórica sede de la CGT que aún se encuentra en manos del líder camionero. El único orador será el propio Moyano, aunque se espera la presencia de sectores de la derecha peronista, como el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, entre otros dirigentes. Además de acercarse a Cariglino, Moyano comenzó a mostrarse con el duhaldista Gerónimo “Momo” Venegas –al que convirtió en su secretario adjunto en la central obrera que lidera–, con quien se encuentra abocado a estrechar relaciones para ubicar a la mayor cantidad de dirigentes propios en las listas que presentará la oposición en las elecciones legislativas del año próximo.

Hasta el 2010, el Día de la Lealtad había sido organizado por la CGT que comandaba Moyano. El último fue el en la cancha de River Plate, con la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex presidente Néstor Kirchner. Fue allí donde la mandataria salió a contestar a Moyano –había señalado que “algún día habrá un presidente trabajador”– y le aclaró que ella trabajaba “desde los 16 años”. Fue el inicio de las presiones del líder camionero hacia el gobierno nacional para que sus aliados coparan las listas legislativas para las elecciones del 2011. Y también fue el comienzo del final de la alianza que mantuvo durante ocho años con el kirchnerismo.

Comentá la nota