El acuerdo de Comercio sigue en borrador

El acuerdo de Comercio sigue en borrador
El acuerdo iba a beneficiar a 120 mil empleados en Córdoba, pero se cayó. Entre aumento y suma fija, llegaba al 29%.
Hasta el martes, el acuerdo entre el sindicato y las patronales estaba abrochado. Sin embargo, el viernes, cuando se iba a estampar la firma, se derrumbó.

En efecto, las paritarias entre la Federación de Empleados de Comercio y las cámaras CAC y Came se cayeron minutos antes de confirmar el 27 por ciento (más dos sumas no remunerativas) que había sido confirmado 72 horas antes.

“Desde Came me indicaron que finalmente ayer (por el viernes) no se firmó el acuerdo. Al parecer, la discusión pasa por si es acumulativo o no el segundo tramo del incremento anual”, dijo a Día a Día Rubén Martos, presidente de la Federación de Centros Comerciales de Córdoba (Fedecom), entidad que forma parte de la entidad nacional.

El acuerdo hablado el martes era así: 17 por ciento de aumento con el sueldo de abril y 10 por ciento más con el de septiembre. Además, convinieron el pago de dos sumas fijas no remunerativas de 1.200 pesos que iban a ser cobradas en julio y noviembre. Si se contemplan esos dos instrumentos combinados, el incremento salarial superaba el 29 por ciento.

Qué pasó. La disputa pasa ahora porque la patronal dice que se arregló que el 10 por ciento (el de septiembre) se calculara a partir del sueldo actual. El gremio, por el contrario, entiende que los dos porcentajes son acumulativos, con lo que el segundo se debería calcular tomando como base el sueldo que resulte de agregar el 17 por ciento inicial, el de abril.

Al parecer, siempre según los representantes de los comercios, el gremio que lidera a nivel nacional Armando Cavalieri había acordado la modalidad “no acumulativa”, pero cambió de opinión el viernes, minutos antes de estampar la firma.

Según el titular de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, “estalló el acuerdo, de eso no hay dudas”. “Estamos tratando de recomponer las esquirlas”, definió el representante del sector empresario ayer sábado.

De la Vega relató lo sucedido: “Estaba acordada la implementación del aumento, se había anunciado en Olivos. Al día siguiente, cuando teníamos que redactarlo y firmarlo, insólitamente aparecieron nuevos pedidos que cambiaron el equilibrio que habíamos logrado”.

Además de la modalidad de aplicación de los porcentajes, el gremio habría reclamado incorporar una suba en varios adicionales del convenio colectivo de trabajo, como suplementos para cajeros (falla de caja) y vidrieristas.

Este medio intentó comunicarse con representantes del sindicato en Córdoba, pero no le fue posible.

Acuerdo y diferencias.

EN PALABRAS. El incremento acordado iba a ser del 17% desde el 1º de abril y de otro 10% a partir del 1º de septiembre.

DISPUTA. Según el gremio, era “acumulativo” (la segunda suba se calcula con el sueldo logrado con la primera). Según las empresas, por el contrario, iba a ser “no acumulativo”.

ADEMÁS. El gremio habría reclamado incorporar una suba en varios adicionales del convenio colectivo de trabajo, como suplementos para cajeros (falla de caja) y vidrieristas.

Comentá la nota