Sin acuerdo, los docentes bonaerenses ratificaron un nuevo paro de tres días

Sin acuerdo, los docentes bonaerenses ratificaron un nuevo paro de tres días
El gobernador Daniel Scioli dijo en persona a los gremios que no puede ofrecer más del 22,6% de aumento salarial. "El conflicto sigue", respondieron los sindicalistas. La próxima medida de fuerza será el 8, 9 y 10 de abril.
Jorgelina Naveiro

La reunión informal entre los docentes bonaerenses y el gobernador Daniel Scioli terminó ayer sin sorpresas. Frente a la negativa oficial de incrementar en un peso la oferta salarial del 22,6%, los gremios ratificaron que irán al paro el 8, 9 y 10 de abril. Hubo compromiso de resolver los reclamos por transporte escolar, comedores y aportes al IOMA. La próxima semana volverán a reunirse.

Por primera vez en la negociación paritaria de este año, el propio Daniel Scioli recibió a los sindicatos que integran el Frente Gremial Docente en la sede de la cartera educativa, junto a la directora general de Cultura y Educación, Nora De Lucía, y sus ministros de Trabajo, Oscar Cuartango, y de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez. Tras las críticas oficiales de los últimos días a los sindicalistas, el mandatario eligió hablar cara a cara para intentar destrabar un conflicto que ya se cobró ocho días de clases sobre los 23 que van desde que arrancó el ciclo lectivo, y dejó a 4,7 millones de alumnos sin educación. No fue suficiente.

El encuentro duró casi tres horas y el gobernador buscó dar respuesta a cada uno de los planteos extrasalariales del sector: corte del transporte escolar y del servicio en los comedores escolares, falta de pago de aportes al IOMA y problemas de infraestructura. "Plantearon que ya habían empezado con algunos pagos para normalizar la situación y asumieron un compromiso que nosotros vamos a monitorear", señaló Roberto Baradel, titular de SUTEBA, a la salida de la reunión.

Y aunque el gobierno había advertido que no hablaría de salarios, los gremios plantearon la discusión en la última parte del encuentro. Tajante, Scioli y su gabinete reiteraron que "no hay ninguna posibilidad" de subir un peso el 22,6% con el que cerraron la paritaria por decreto. Los gremios retrucaron que entonces concretarán el quinto paro, esta vez de 72 horas, programado para dentro de dos semanas.

Con esta protesta, los maestros sumarán once días de huelga en las escuelas públicas bonaerenses, sobre casi un mes de clases. Es decir, la mitad de los días que se perdieron en todo el ciclo lectivo 2012, cuando la protesta se cobró 22 días de clases.

"El gobierno planteó que su voluntad es seguir discutiendo. Nosotros le planteamos con toda claridad: o reabren la paritaria o el conflicto va a continuar. Tienen que acortar los tramos, tiene que hacer una oferta superadora en porcentaje para que nosotros podamos llevarla a asamblea. Si la propuesta es el 22,6%, el conflicto sigue", sentenció Baradel quien valoró, no obstante, que el "gobernador se haya involucrado directamente" en la negociación.

En el mismo tono, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, consideró que el diálogo que fomenta Scioli debe traducirse en una mejora tangible en el bolsillo. "Nosotros podemos entender las explicaciones macroeconómicas pero esto no se traduce en un resultado real y concreto para el docente. El 22,6% significan 300 pesos en el primer hasta agosto y 12 pesos por día, 18 pesos por día en segundo tramo y 22 pesos por día a enero de 2014", puntualizó y concluyó: "Necesitamos respuestas micro".

Un rato después, Scioli repitió en conferencia de prensa que la Provincia ya hizo "el último esfuerzo" con recursos propios. Y sumó un argumento nuevo: aseguró que, "según una amplia gama de economistas, hay avances en cuanto a la desaceleración de la inflación" y que esto redundará en "mayores posibilidades de rendimiento salarial hacia fin de año".

Recordó, además, que la suba otorgada está en línea con la fijada por la Nación y agregó que la Provincia "está haciendo un esfuerzo con sus recursos que era impensado poder alcanzar si no hubiésemos hecho todas las reformas y los cambios en materia administrativa y fiscal, de desendeudamiento, de baja del déficit estructural". Evitó hablar de la coparticipación federal y negó que vaya a endeudarse para pagar una suba mayor. «

Comentá la nota