Acuerdo entre el Gobierno y ATEN

Ayer se firmó un acta donde el gremio aceptó la oferta salarial de un 17% de aumento, que representa $500 pesos para un maestro de nivel inicial. La primera cuota se abonará con los sueldos de enero.
Después de una reunión que duró más de dos horas, el Gobierno y ATEN sellaron el acuerdo.

"Nos da previsibilidad de comenzar las clases con normalidad y garantizar el ciclo lectivo 2012", indicó el subsecretario de Gobierno, Mariano Gaido.

Neuquén > El gobierno neuquino y el gremio docente ATEN firmaron ayer un acta acuerdo de una mejora salarial global para el sector de un 17 por ciento, correspondiente al primer trimestre de 2012, consistente en un 15 por ciento de aumento al valor punto y una suma remunerativa y bonificable de 170 pesos, lo que significa un incremento de bolsillo de $500 para un maestro de nivel inicial sin antigüedad y sin ubicación por zona.

Otro de los temas acordados que el gremio llevó a la mesa de negociación fue la forma de pago. Se estableció que la primera cuota del incremento se abonará con el sueldo de enero mientras que la segunda se efectivizará con el de abril. “El Gobierno afirmó que si los recursos aumentan, esta segunda cuota pueda ser adelantada”, dijo luego de la reunión el secretario general del gremio docente, Hugo Papalardo. En efecto, en el acta firmada se dejó constancia que el Ejecutivo “se compromete en la medida que la recaudación provincial y el Tesoro lo permitan a evaluar la real posibilidad de un adelantamiento de la segunda cuota del presente acuerdo”.

También se pautó una nueva mesa salarial para julio y que en febrero se informará sobre la situación de infraestructura de las escuelas y los trabajos de mantenimiento y ampliaciones que se harán en el verano.

Consultado sobre si el acuerdo garantizaba el normal inicio de clases para fines de febrero, Papalardo indicó que todavía resta resolver la situación de los auxiliares de servicio que hoy tendrán un encuentro con autoridades del gobierno provincial.

Por otra parte, respecto a las diferencias con la conducción de ATEN capital (ver aparte), Papalardo explicó que la decisión de aceptar la oferta salarial fue de las asambleas y advirtió: “Esto lo determinó la democracia interna y no vamos a salir a responder acusaciones, sólo a recordar que lo aprobado lo decidieron 11 asambleas de 21”.

Mesa salarial

En la reunión de ayer participaron, en representación del gremio, el propio Papalardo, la secretaria Adjunta de ATEN, Patricia Giovi; el secretario de nivel Primario, Nicolás Luna; el secretario de auxiliares de servicio, José Díaz y el responsable de Prensa del gremio Camilo Álvarez, además de representantes de Chos Malal y de San Martín de los Andes.

Por el lado del Gobierno asistieron el subsecretario de Gobierno Mariano Gaido y Marita Ambrosio, del Consejo Provincial de Educación (CPE).

“Luego de mucho esfuerzo, llegamos a un acuerdo que nos da previsibilidad de comenzar las clases con normalidad y garantizar el ciclo lectivo 2012. Ha sido un esfuerzo muy importante, con mucha responsabilidad con recursos de la provincia que son muy finitos”, señaló Gaido en declaraciones a LU5.

“Esta mesa va a proseguir a partir de febrero para tratar cuestiones edilicias y que afectan al día a día”, agregó.

Críticas de la seccional Capital

Neuquén > Las heridas no cierran en el gremio docente ATEN. Tras la ajustada votación en la que se aprobó el aumento salarial ofrecido por el gobierno provincial, desde la seccional Capital tildaron de “poco representativo” el plenario en el cual se tomó la decisión.

“Si sumamos las diez seccionales que estaban en contra, hay 8.000 afiliados contra 2.000 de las once que lo apoyaron”, dijo ayer a La Mañana de Neuquén, Daniel Huth, titular de la seccional capitalina. “Sin dudas estamos ante una votación que no reflejó lo que quería la mayoría de los afiliados”, remarcó.

De acuerdo al razonamiento del dirigente gremial, “en ningún lado está escrito que cada seccional representa un voto en el plenario”. Por el contrario, remarcó que “sí está escrito que para este tipo de decisiones se requiere mayoría simple de los afiliados, y las seccionales que rechazábamos la propuesta teníamos ese número”.

Huth sostuvo, además, que “hay dudas sobre los mandatos de algunas asambleas y por eso pedimos las copias escritas”. Esto porque, según explicó, “en el caso de Loncopué la moción era que la propuesta debía aceptarse sólo si el pago era en una cuota. Y resulta que acá se hizo en dos y sin embargo la tomaron como positiva cuando claramente estaba en contra por el tema de las cuotas”.

En este contexto, adelantó que “a partir de febrero vamos a comenzar a trabajar en las escuelas para pelear por escuelas mejores y un salario mayor para los maestros”.

La votación a favor del aumento, se resolvió por once votos contra diez. Las seccionales más pequeñas lo apoyaron, y las más grandes lo rechazaron.

Comentá la nota