CGT: sin acuerdo, habrá dos actos el 1 de Mayo

La Nacional y Popular agregó consignas referidas a la “defensa del patrimonio provincial” y de la Caja de Jubilaciones para la celebración del Día del Trabajador.
El Consejo Directivo de la CGT “Nacional y Popular”, que encabeza el moyanista Mauricio Saillén (Surrbac), resolvió anoche montar su propio acto por el Día del Trabajador, luego de que fracasaran gestiones de último momento para coincidir con la celebración que organizará la CGT Regional Córdoba, que lidera el delasotista José Pihen.

En el marco de la ruptura, los moyanistas resolvieron ampliar las consignas convocantes.

Además de pedir la eliminación del Impuesto a las Ganancias, y el pago sin límites del salario familiar (temas en los que coinciden con la CGT de Pihen) incluyeron “la defensa al patrimonio provincial” y la “defensa de la Caja de Jubilaciones de Córdoba”, dos cuestiones con que apuntan al Gobierno de José Manuel de la Sota.

Anoche, el secretario adjunto de Luz y Fuerza e integrante de la CGT NyP, Gabriel Suárez, indicó a este diario que el acto de esta central sindical se realizará el día viernes a las 11 en la esquina de General Paz y La Tablada, a pocas cuadras de la Epec. En tanto, la Regional Córdoba lo hará el viernes a las 12, frente a la histórica sede de la CGT Córdoba, en General Paz y 27 de Abril.

El intento de unidad fracasó luego de que la CGT Córdoba reivindicara como “propia” la organización del acto por el Día del Trabajador, imponiendo no sólo la metodología sino también los oradores. En ese escenario, la CGT NyP quedaba “invitada” a asistir, pero sin posibilidad de discutir el tono del evento.

“El acto lo armaban ellos, el orador era de ellos, y nos invitaban a participar”, se quejó Suárez.

Delasotistas y moyanistas

Pero más allá de las cuestiones operativas, y los celos entre sindicalistas, Suárez admitió “diferencias conceptuales y políticas” entre las dos centrales que existen en Córdoba. La alineación con el Gobierno provincial y las elecciones de la CGT Nacional son el telón de fondo de estas desavenencias domésticas.

Los gremios de la CGT Regional Córdoba apoyan la reelección del camionero Hugo Moyano, pero dentro de esta central conviven gremios alineados a los “gordos” que comanda Armando Cavalieri. Por su parte, uno de los principales gremios de la CGT NyP es Luz y Fuerza gremio que está hoy muy enfrentado al gobernador De la Sota. Además, en sus filas cuenta con dirigentes cercanos al juecismo que causan ruido en los gremialistas cercanos a El Panal. Nadie descarta, en el ámbito gremial, que el gobierno provincial haya intervenido para evitar una acción conjunta con los gremios más combativos de Córdoba.

“Somos respetuosos, pero lo cierto es que no pudimos hacerle el regalo a los cordobeses de realizar un acto único por el Día del Trabajador”, se lamentó Suárez.

Comentá la nota