''Si no hay acuerdo, lamentablemente iremos a una medida de fuerza''

Así se pronunció Roberto Martínez Lastra, secretario general del sindicato. Siguen pidiendo el 32 % y el Ejecutivo ofrece el 25 para las categorías bajas. Pretenden no verse ensuciados en el lodo electoral.
Para el gremio municipal, en Belgrano al 400 "no entienden que no se puede vivir en Tandil con un sueldo de 1.500 pesos", y mientras avanzan las negociaciones paritarias semanales, ya hablan de una medida de fuerza en caso de fracasar el acuerdo.

Ese enunciado emitió ayer Roberto Martínez Lastra, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, al sostener que si bien no pretenden verse "ensuciados" por el proceso electoral de 2011, quieren del Ejecutivo una respuesta acorde a los tiempos de la inflación.

Desde el 6 de diciembre, cuando el sindicato presentó el pedido de 32 %, las partes mantienen reuniones paritarias semanales. Y si bien todavía no hay acuerdos formales, el Gobierno y el gremio dibujan simulaciones para defeinir la viabilidad de la suba.

Hasta el momento, la administración Lunghi ofreció un 25 % para algunas categorías, escalonado y bajando el porcentual para las categorías superiores. Pero ese convite ya fue desechado por los representantes del personal.

Martínez Lastra transmitió que pretenden un piso del 25 % pero para la mayor cantidad de las categorías.

Entonces, el STMT aguardará hasta el 20 de febrero para formalizar una nueva solicitud y debatirlo en asamblea con los trabajadores.

Para el secretario general de los municipales, pedir un 32 % "no es caprichoso" porque la categoría 1 de 30 horas llegaría a un básico de 1.500 pesos, y con 48 horas ese mismo agente percibiría 2.500 pesos en la mano.

"En una ciudad cara como Tandil, donde además las cosas suben de precio a nivel nacional, no es ilógico solicitar este porcentaje. Por supuesto el Ejecutivo, como hizo siempre, previó un mínimo de 4 millones en el presupuesto para anualizar acuerdos fijados en 2010 y 5 millones para una suba salarial en este año", evaluó el barbado dirigente en declaraciones al programa "Cada Mañana", de AM 1560.

Esta masa de recursos estipulada por la gestión radical, según Martínez Lastra, es "totalmente escasa. Vemos que hubo un aumento de tasas del que no podrán echarnos la culpa a nosotros, porque la suba de tasas no condice con los fondos previstos para remuneraciones del personal".

Recalcó además el gremialista que el municipio "incrementó las partidas en todas las áreas, en algunos casos en 12 ó 14 millones, pero eso no se refleja en las partidas para personal, es más, las disminuyeron con relación al año pasado", se quejó.

En 2010 hubo un 57 % del total del presupuesto destinado a sueldos, mientras para 2011 se fijó un 53.5 %, puntualizó el gremio.

"POR NOSOTROS, SIN SACARLE VOTOS"

El sindicato observa que el presupuesto 2011 se ajusta al crecimiento de la ciudad pero "se olvidaron que más de una vez, los artífices del Tandil Soñado del intendente, somos los trabajadores municipales", argumentó para enumerar obras públicas que se realizan con personal comunal.

Cabe señalar que el STMT modificó su rumbo en materia provincial al dejar la Federación de Sindicatos Municipales para adherir a la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo).

En este marco, este mes se inaugurará en Tandil una casa para alojamiento de familiares de personas de la región que realizan tratamientos médicos en nuestra ciudad. "Esto es bueno porque esto nos da un crecimiento gremial que no nos daba la otra federación", valoró Lastra.

Hace un mes, Martínez Lastra participó en La Plata de una marcha donde 15.000 trabajadores alineados a la Fesimubo reclamaron la apertura de paritarias provinciales, la derogación de la Ley 11.757 y la lucha contra la precarización de los municipales.

A propósito de la puja salarial en el municipio de Tandil, Lastra advirtió que "si no hay acuerdo iremos a una medida de fuerza", al tiempo que el entrevistado recordó que el presupuesto, con la suba de la coparticipación, trepará de 220 a los 300 millones de pesos.

"No se dan cuenta que no se puede vivir en Tandil con 1.500 pesos, cuando la mayoría de los municipales paga alquileres que se llevan la 3/4 parte del sueldo. La población debe entender que no es cosa de locos lo que estamos reclamando", agregó Lastra.

El líder gremial también le envió un mensaje al intendente en el año electoral: "no queremos ir contra él, sino que queremos reclamar por nosotros. No queremos que se ensucie nuestra solicitud salarial y que digan que porque es un año electoral queremos sacarle votos" a Lunghi.

Finalmente, estiman que para el 25 de febrero habrá una respuesta para comunicar a los trabajadores. Participan de las negociaciones paritarias la secretaria adjunta del gremio, Cecilia Soto, y por la patronal estatal lo hacen Matías Civale y Natalia Correa, secretario y subsecretario de Gobierno, respectivamente.

Comentá la nota