Sin acuerdo con los maestros

Sin acuerdo con los maestros
El gobierno de Scioli ofreció un aumento del 17,8 por ciento, a aplicar en tres etapas. El Frente Gremial Docente rechazó la propuesta y mañana definirá cuándo realiza una nueva huelga de 48 horas. Hoy los sindicatos marchan a la Casa de la Provincia.
Por Laura Vales

Los maestros bonaerenses no llegaron a un acuerdo con la provincia y anunciaron una nueva huelga para la semana próxima. La gobernación de Daniel Scioli les ofreció un 17,8 por ciento de aumento, repartido en tres etapas, y los gremios lo rechazaron por insuficiente. “Ni siquiera llega a lo que fijó el gobierno nacional”, sostuvo el titular del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel. Los docentes ya tenían votado continuar con una huelga de 48 horas si no había acuerdo. Mañana definirán su modalidad.

La propuesta de la provincia cumple formalmente con el piso fijado por el Ministerio de Educación de la Nación para el salario inicial de todo el país. Sin embargo, en la provincia los docentes vienen con un sueldo inicial más alto que el piso nacional –de 2900 pesos frente a 2800– y, de aceptar el esquema que les ofrecieron ayer, perderían esa diferencia. Por otra parte, están pidiendo un 30 por ciento de mejora, es decir más de 12 puntos por encima de lo que les ofrecieron.

El Frente Gremial Docente (integrado por Suteba, FEB, UDA, AMET y Sadop) hizo un paro de 48 horas el lunes y el martes pasados. Luego, los representantes sindicales fueron convocados a la reunión en el Ministerio de Trabajo de la provincia. La propuesta que escucharon del ministro Oscar Cuartango y la titular de Educación, Nora de Lucía, consistió en un incremento del piso mínimo en tres tramos: 12 por ciento en marzo, 2,6 en agosto y 2,5 en diciembre. Con este esquema, un maestro de grado cobraría 3416 pesos al finalizar el año.

Al salir en defensa del porcentaje, el ministro Cuartango sostuvo que “se hizo la mejor propuesta susceptible de ser cumplida” y pidió tener en cuenta “la realidad económica mundial y del país”.

“Es un acto de responsabilidad política. El Estado no sólo tiene que pensar en el salario, sino en prestar otros servicios a la comunidad”, agregó. El funcionario no explicitó ningún reclamo de fondos al gobierno nacional, pero sostuvo que el gobierno de Daniel Scioli “ha sido muy generoso cuando pudo serlo, y ahora nos toca adaptarnos a la realidad económica”.

En el mismo sentido, la titular de la Dirección General de Cultura y Educación, De Lucía, apuntó que la provincia está haciendo un gran esfuerzo y pidió a los gremios “que sigan dialogando pero con los chicos en las escuelas”.

Por ahora no hay fijada fecha para una nueva reunión paritaria.

La marcha de hoy a la Casa de la Provincia comenzará a las once de la mañana. Mañana, los sindicatos que integran el Frente Gremial votarán la fecha del paro, al que quieren agregar otras medidas para darle mayor impacto.

“La situación que atraviesa la educación en la provincia de Buenos Aires amerita que se trabaje con mayor seriedad. Estamos cansados de este tipo de propuestas. No se puede avanzar en una mejor calidad educativa si no se respeta el derecho de los docentes”, planteó Baradel.

La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, advirtió que “el conflicto se agudiza” y pidió al gobierno bonaerense que “trabaje con mayor seriedad” la próxima propuesta salarial.

“Estamos cansados de que nos subestimen”, coincidió la dirigente, que consideró que la oferta de 17,8 por ciento en tres tramos “es irresponsable en una paritaria extemporánea”.

Por el paro, las clases en la provincia comenzaron recién ayer, aunque no en todas las aulas, porque los docentes afiliados al sindicato cegetista Udocba se mantuvieron en huelga. Su titular, Miguel Díaz, detalló que su gremio pide un salario inicial de 4600 pesos. “Tanto el Estado provincial como el nacional tienen fondos”, aseguró.

Comentá la nota