Sin acuerdo, Moyano ya planifica un paro nacional de camioneros

Sin acuerdo, Moyano ya planifica un paro nacional de camioneros
Amenazó con una huelga de 48 horas y una movilización a la Plaza de Mayo si no logra una respuesta favorable a su pedido de 34%; podría afectar el fin de semana largo
Es aumento o paro. Escéptico de alcanzar mañana un acuerdo con las cámaras empresariales, y a modo de presión, el jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, amenazó ayer con activar una huelga nacional de 48 horas de todas las ramas de camioneros si es que no obtiene una respuesta favorable a su pedido de suba salarial del 34%.

Las primeras medidas de fuerza, incluso, podrían activarse mañana mismo si es que no hay un avance en la negociación, cuyo ofrecimiento inicial por parte del sector empresario fue de un 20% a pagarse en tres cuotas.

El antecedente más reciente de la paritaria no permite vislumbrar un horizonte sin conflictos. En 2012, durante la negociación, hubo un paro de 36 horas del transporte de caudales y uno de 48 horas del transporte de combustible. Ambas medidas generaron polémica, ya que hubo desabastecimiento de dinero en los cajeros automáticos y de combustible en las estaciones de servicios. Estas ramas podrían ser las primeras en plegarse al paro en los próximos días.

Pero el tormento podría ser peor. En el gremio desafían con extender las medidas durante la semana próxima, en la que habrá dos días feriados, el 20 y el 21. El sindicato de Moyano cuenta con la fortaleza suficiente para afectar el normal funcionamiento de la recolección de basura en Buenos Aires y la Capital Federal, así como la distribución de mercadería en los supermercados, el correo postal y de los diarios y revistas en todo el país.

"Seguramente no habrá una medida favorable, por eso nos declaramos en alerta", dijo Pablo Moyano, el número dos en el escalafón jerárquico del gremio de camioneros.

En la reunión inicial, camioneros pidió un 34% de alza, es decir 10% más de lo que cerró la media de los gremios, sobre todo los alineados con la Casa Rosada, como la Unión Obrera Metalúrgica y los estatales de UPCN. El sindicato también solicitó que se incorporen más ramas al convenio, lo que fue rechazado por los empresarios. Y ayer Pablo Moyano reclamó "una compensación por el robo que el Estado hace con el impuesto a las ganancias". Este último pedido, sin embargo, no está consignado en el acta paritaria firmada en el Ministerio de Trabajo.

"Para ellos una suba del 24% es el piso. Para nosotros, es un techo muy alto. La actividad está en un momento muy difícil y no estamos en condiciones de dar lo que piden", contó a LA NACION un dirigente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (Faddeac), la cámara patronal que negocia con los Moyano.

Como parte de la disputa con Moyano, la Casa Rosada decidió, en 2011, eliminar el régimen de fomento de la profesionalización del transporte de cargas (Refop), que compensaba a los empresarios con una devolución de lo pagado en concepto de contribuciones patronales a la seguridad social. Sin el subsidio, a los hombres de negocios se les hizo cuesta arriba afrontar los aumentos salariales. La quita del Refop abrió un inesperado frente de disputa: la Faddeac le reclama al Estado unos 1000 millones de pesos como saldo de retribuciones jamás abonadas.

El encuentro entre los empresarios y los sindicalistas se llevará a cabo mañana en la sede de Callao del Ministerio de Trabajo. Pablo Moyano y Pedro Mariani irán en representación de los camioneros, mientras que por la Faddeac asistirá su asesor legal, Lucio Zemborain.

En un último intento de acercamiento, el sector empresario propuso dividir la negociación por distritos, algo que fue rechazado de inmediato por el sindicato. "Negociamos el mismo porcentaje para todas las seccionales del país", cortó, seco y tajante, un allegado a Moyano.

El reciente fallo de la Corte Suprema que declaró inconstitucional la inclusión de sumas no remunerativas en los convenios es otro obstáculo que mina aún más el acuerdo.

Una ironía del destino: los eventuales paros de los camioneros podrían coincidir el fin de semana con la huelga rural que activará la Mesa de Enlace. A diferencia de 2008, esta vez el gremio y el campo estarán en la misma vereda.

NEGOCIACIÓN QUE PREOCUPA A LA CASA ROSADA

El pedido inicial

Camioneros exigió un 34% de aumento salarial, es decir, un 10% de lo que cerró la media de gremios alineados con el Gobierno

La oferta

El sector empresario ofreció en las dos reuniones que hubo un 20% a pagarse en tres cuotas. Fue rechazado

Amenaza de paro

Moyano amenazó con un paro de 48 horas en todas las ramas si no logra mañana un acuerdo

HABILITAN A UN NUEVO GREMIO

Por ley, el trámite debería haber estado listo en 90 días. Ayer, siete años después de iniciada la gestión, el Ministerio de Trabajo, mediante la resolución 529, habilitó la inscripción gremial de la Asociación del Personal Profesional y Jerárquico de Comercio.

El reconocimiento del gremio, que está alineado con Hugo Moyano, se dio tras una serie de fallos judiciales que el ministro Carlos Tomada había omitido. El flamante sindicato será conducido por Jorge Miguelez..

Comentá la nota