Un acuerdo y un paro que sigue

Un acuerdo y un paro que sigue
Los empleados públicos bonaerenses acordaron una suba en dos cuotas que va del 40 al 14 por ciento, según sea el régimen horario del personal. Los maestros ratificaron la continuidad de la huelga hasta tanto no reciban una propuesta que los satisfaga.
Los principales gremios estatales bonaerenses aceptaron ayer el aumento propuesto por el gobierno de Daniel Scioli. El anuncio del acuerdo lo hizo el jefe de Gabinete de la provincia, Alberto Pérez, quien aprovechó para llamar a la “reflexión” a los docentes y les solicitó “volver a las aulas” y acatar la conciliación obligatoria. Por su parte, los maestros ratificaron la medida de fuerza que hoy cumplirá su octavo día y aseguraron que el conflicto sólo se resolverá con “una propuesta salarial digna”.

Durante una conferencia de prensa realizada en la casa de gobierno en La Plata, el jefe de Gabinete bonaerense anunció ayer que los gremios estatales aceptaron el ofrecimiento salarial del gobierno de la provincia. “Acaba de ser aceptada la propuesta efectuada ayer a los trabajadores estatales”, informó Pérez.

Además, el ministro coordinador bonaerense comunicó que, para la oferta final, se tuvieron en cuenta “algunas sugerencias” que los gremios habían hecho, referidas principalmente a priorizar “la masa salarial ofrecida a aquellos trabajadores de menores ingresos”.

La propuesta fue presentada el miércoles en el marco de la audiencia de conciliación y consiste en un incremento en dos cuotas (marzo y agosto), además de una bonificación remunerativa cuyo monto varía del 40 al 14 por ciento de acuerdo con el régimen horario del personal.

La mejora acordada ayer alcanzará entonces a los trabajadores bonaerenses enmarcados en la Ley 10.430. “Nos referimos a más de 30.000 auxiliares no profesionales de la salud, enfermeros, ambulancieros, camilleros; a 60.000 no docentes de escuelas; a empleados administrativos; a trabajadores que brindan servicios de agua y gas; son más de 138.000 trabajadores que aceptaron una propuesta que se otorga a partir de un gran esfuerzo”, puntualizó Pérez en la conferencia.

En ese marco, el funcionario de Daniel Scioli también llamó a la “reflexión” a los representantes de los docentes y les reclamó que “acaten la conciliación obligatoria” que dictó el Ministerio de Trabajo. Además, resaltó la importancia de la instancia paritaria y señaló: “Ahí queremos volver a sentarnos, pero necesitamos que reflexionen, que acaten la conciliación y que comiencen las clases”.

“Este es el momento de dar el debate sobre el proyecto de ley del vicegobernador Gabriel Mario-tto”, agregó Pérez, respecto de la iniciativa que busca declarar la educación como “servicio esencial” y reglamentar el derecho a la huelga de los maestros.

Tras el anuncio del jefe de Gabinete bonaerense, el titular del gremio docente Suteba, Roberto Baradel, rechazó la propuesta del vicegobernador y aseguró que “la educación no es un servicio esencial, porque no pone en riesgo la vida ni la salud de la población”.

Durante el séptimo día de la huelga docente, Suteba se movilizó ayer hasta la Casa de la Provincia, donde ratificó la continuidad del paro y rechazó la iniciativa de Mariotto para regular el derecho a huelga. “Esta lucha continúa y va a continuar todo lo que sea necesario, porque este conflicto no se resuelve con conciliación obligatoria o con el descuento de los días de paro, se resuelve ofreciendo una propuesta salarial digna al conjunto de los trabajadores de la educación”, sostuvo Baradel.

En tanto, la FEB aprobó ayer “continuar el paro y no iniciar las clases” en Buenos Aires “hasta que haya una propuesta superadora” por parte del gobierno de Daniel Scioli. Los 250 delegados que participaron del congreso extraordinario de la FEB en Luján aprobaron por unanimidad la continuidad del plan de lucha, a pesar de la conciliación obligatoria que ya acataron otros tres sindicatos.

En la última reunión paritaria, la administración provincial ofreció un incremento del 30,9 por ciento en dos tramos para el salario inicial. Sin embargo, la propuesta fue rechazada por los maestros por “insuficiente”, debido a que la mejora no “llega a toda la escala salarial”, sino sólo al 20 por ciento que percibe el sueldo testigo. Hoy, el gobierno bonaerense podría convocar nuevamente a los representantes de los docentes a otra reunión paritaria para continuar con la negociación salarial.

Comentá la nota