Sin acuerdo, pero aún no habrá paro médico

Sin acuerdo, pero aún no habrá paro médico

El sindicato rechazó la oferta salarial que hizo la firma concesionaria

La segunda audiencia de conciliación voluntaria entre el Sindicato Médico y la empresa que presta el servicio de ambulancias culminó ayer sin un acuerdo salarial, pero el gremio adelantó que el paro que habían anunciado hace 11 días sigue suspendido. Los protagonistas volverán a sentarse a negociar el viernes 18. Para la nueva cita, Juan Belbruno, representante de la compañía, dijo que analizarán presentar una nueva propuesta, mientras que Daniel Sanna, secretario general de la entidad gremial, destacó que si no hay una oferta convincente, se derivarán medidas de fuerza, las que se decidirán en asamblea.

En nombre de la empresa Buenos Aires Call SA, Belbruno puso sobre la mesa un incremento salarial del 28 por ciento desde julio a agosto y un 30 por ciento a partir de septiembre. El gremio, que nuclea a los profesionales que cumplen sus funciones en el servicio de ambulancias, rechazó la propuesta debido a que están pidiendo una suba del 35 por ciento. El conflicto despertó la alarma en el Gobierno, ya que el sindicato había amenazado con atender durante los primeros 6 días de este mes sólo los casos donde hay peligro de vida, como ACV, infartos y accidentes con consecuencias graves, mientras que las consultas domiciliarias, los traumatismos leves y hasta fracturas que no impliquen mayores consecuencias no serían cubiertas. Es más, en el paquete de medidas también estaba previsto un día con un paro total. Frente a esa drástica decisión, la Subsecretaría de Trabajo convocó a las partes a una audiencia de conciliación voluntaria y en ese ámbito, las acciones fueron suspendidas. Fuentes calificadas de la gestión giojista inclusive señalaron que si se llevaba a cabo la huelga, la alternativa era presentar una acción de amparo. 

Por otro lado, el gremio decidió suspender el paro previsto para el jueves 17 en los hospitales. El organismo laboral había intimado a la entidad a levantar la medida de fuerza, bajo la posibilidad de declararla ilegal, con sus consecuentes sanciones.

Comentá la nota