Acuerdo salarial: los empleados judiciales sí, los jueces todavía no

Acuerdo salarial: los empleados judiciales sí, los jueces todavía no
Los judiciales aceptaron un incremento de dos cuotas de 13% y un punto en el básico que impactará más en las categorías bajas. Los magistrados dijeron no. El achatamiento de la pirámide, el eje.
La mesa de negociación salarial del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires llegó a un acuerdo. En una reunión convocada en el día de ayer por el presidente del Consejo de la Magistratura local, Juan Manuel Olmos, los dos gremios que nuclean a los empleados judiciales porteños (la Unión de Empleados Judiciales de la Nación Seccional 2 y la Asociación de Empleados Judiciales de la CABA) aceptaron la propuesta de dos aumentos del 13 por ciento en los meses de abril y agosto, además de una mejora en el salario básico a partir de septiembre.

Ante el pedido de los gremios de una recomposición salarial que impacte en mayor medida en las categorías inferiores, el Consejo propuso que, a partir del mes de septiembre, se aumente en un punto en los porcentajes del sueldo básico para todas las categorías, a excepción del básico de un juez de cámara (salario de referencia para la construcción de la pirámide salarial de la justicia porteña).

Frente a la oferta de un aumento salarial del 27.69 por ciento (el 13 por ciento más el otro 13 por ciento sobre el salario ya impactado por el aumento) que recibirán los jueces de cámara, fiscales, defensores y asesores tutelares de segunda instancia, consejeros y funcionarios con salario de camarista, las dos asociaciones que representan a los magistrados y funcionarios de la justicia porteña (MAFUCABA y el Colegio de Magistrados) mostraron su disconformidad por la propuesta. Para los jueces, que los camaristas no reciban una mejora en el básico afecta la relación salarial entre estos y sus colegas de primera instancia, quienes sí serían impactados por el aumento de un punto en el básico.

A pesar del rechazo por parte de las asociaciones de magistrados al acuerdo salarial, los gremios y el Consejo suscribieron el acta, en la cual, además de los aumentos porcentuales y la recomposición del básico, incluye una suma fija de 3000 pesos a cobrarse en los primeros días de abril por única vez, el incremento a 2500 pesos mensuales para quienes tienen hijos en jardines maternales privados y 1600 pesos para viáticos para el personal que por su función los requiera.

Se acordó además iniciar el proceso de regularización de los empleados del área jurisdiccional de ambos fueros e iniciar la implementación sobre el convenio colectivo de trabajo.

A partir del acuerdo alcanzado, y a pesar del rechazo de las asociaciones de magistrados, el incremento salarial en la categoría más alta y de referencia para la justicia porteña, será del 27.69 por ciento, pasando el salario básico de un juez de cámara de 34.779 pesos que cobra actualmente a 44.400 pesos a partir de septiembre (sin contar los adicionales que pueden llegar a duplicar el sueldo gracias al 25% por título universitario, 2% por antigüedad por año acumulativo y hasta un 30% más por permanencia en el cargo).

Los magistrados de primera instancia, al igual que el resto de las categorías judiciales, sí recibirán una recomposición en el salario básico, por lo que con el aumento porcentual en dos cuotas de 13 por ciento, recibirán un aumento total del 29.25 por ciento.

“La familia judicial se rige por escalafones y jerarquías, que la diferencia entre el sueldo de primera instancia se achique con los de segunda es lo que molesta a las asociaciones de magistrados. No es un tema de plata, es un tema de egos, de estar arriba en la pirámide”, sostuvo un magistrado en off de record ante la consulta de Noticias Urbanas.

En el caso de los empleados judiciales los aumentos en promedio rondarán el 30.8 por ciento, siendo la categoría más baja correspondiente a un auxiliar de servicio la que recibirá el mayor impacto al percibir a partir de septiembre un incremento del 32.65 por ciento.

Comentá la nota