“Sin acuerdos laborales previos, no garantizamos la seguridad en playas”

“Sin acuerdos laborales previos, no garantizamos la seguridad en playas”
El secretario de la Unión de Agremiados dijo que el servicio se prestará sólo si el Municipio y la Cámara de Balnearios firman aumento del 28% y atienden “viejas” demandas del sector. La actividad debería de arrancar en siete días
Para Miguel Nieto, que desde hace algún tiempo se desempeña como secretario general de la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), sólo la voluntad política y empresaria pueden garantizar el servicio de seguridad en playas, que desde el lunes 14 debería de asegurarse en todos los balnearios públicos y privados de la ciudad.

La aclaración del dirigente, a días del inicio de la temporada estival, no peca de ingenua. La formula en el marco de un reclamo sectorial de los guardavidas marplatenses, que exigen al Municipio y a la Cámara de Balnearios (Cebra) un 28% de aumento, además de la bancarización de los profesionales privados y la creación de un cuerpo de suplentes para los estatales.

“Decimos que podría peligrar el servicio porque hasta el momento no hay novedades sobre ninguna de nuestras demandas. Esperamos que esta advertencia permita arrimar posturas y destrabar una eventual medida. Nosotros no queremos parar ni nada por el estilo. Pero sí queremos que nuestras necesidades sean contempladas tanto por el Municipio como por los empresarios. Sin acuerdos laborales previos, no podemos garantizar la seguridad en playas”, expresó Nieto, en diálogo con El Atlántico.

En Mar del Plata trabajan alrededor 500 guardavidas: 340 para el servicio comunal y 150 para el privado. Todos ellos se emplean durante cinco meses: desde el 15 de noviembre al 15 de abril. “De los empresarios, además del aumento, queremos la bancarización del personal, para lograr trasparentar el empleo, y también el compromiso legal de que no despedirán compañeros injustificadamente, como ocurrió siempre”, explicó Nieto, sobre las demandas que recaen sobre Cebra.

“En cambio, del Municipio exigimos estabilidad laboral. Sucede que cada año tenemos que darnos el alta y la baja, y eso deja fuera a muchos trabajadores. Suele pasar que para el momento de dar el alta uno está con un problema eventual, que se soluciona a los días del inicio del servicio, pero termina quedando afuera. Eso no puede ocurrir. No estamos pidiendo cobrar los meses que no trabajamos, pero sí que se nos garantice la cobertura social concedida por ley”, indicó Nieto, que dijo que también solicitan la conformación de un cuerpo de guardavidas suplentes.

“Para cuando alguno de nosotros se enferma, por ejemplo. Encima que somos pocos, cuando alguno tiene una eventualidad en plena temporada, no hay quien nos reemplace. Eso lo tenemos que solucionar”, propuso el secretario general de la UGA.

Aunque aclaró que en caso de que no se llegara a un acuerdo previo, la medida de fuerza se concretaría junto al Sindicato local de Guardavidas, que preside Néstor Nardone, Nieto dijo preferir hablar “de capacidad de negociación y resolución”. “Nosotros apostamos al diálogo. Hace seis meses que estamos apostando y motivando al diálogo. Este es un buen momento para hablar y convenir mejoras laborales y salariales para el sector. De lo contrario, nos veremos obligados a analizar una medida de fuerza”, advirtió el dirigente.

Comentá la nota