La CGT adelantó que cada gremio acordará según su realidad

Fijaron su posición respecto de las paritarias del año próximo. Caló recordó que el Gobierno no planteó "exigencias de techos salariales".
Como parte del juego dialéctico que cada año entablan empresarios, sindicatos y gobierno en los meses previos al inicio de la discusión paritaria, la CGT ratificó ayer que no habrá fijación de pauta salarial para las futuras negociaciones colectivas. "Las paritarias recién vencen en marzo, seguimos manteniendo lo que decimos siempre, esa negociación es libre y cada gremio acomodará sus porcentajes a la actividad que tengan en ese momento", aseguró ayer su titular, el metalúrgico Antonio Caló, tras participar de una reunión de la "mesa chica" de la central obrera en la sede de UPCN. "Nunca la aceptamos, hoy tampoco. No están dadas las condiciones para fijar una pauta salarial", concluyó.

Si bien la escena guarda semejanza con años anteriores, el ingrediente adicional en esta ocasión es el acuerdo de precios que el Ejecutivo busca poner en marcha en enero próximo con el objetivo de "reducir las expectativas" de empresarios y trabajadores. Por lo pronto, los primeros gestos de la CGT dejan ver que no será fácil convencer a los gremios de la viabilidad del acuerdo de precios ya que a pesar de que no hubo un rechazo explícito, los sindicalistas dejaron trascender más dudas que certezas. "Nosotros planteamos la inquietud sobre cuáles son los precios que se van a tomar como referencia. No es lo mismo lo que existe ahora que los precios de hace dos meses, en este lapso se remarcó muchísimo. Ustedes saben que no vale lo mismo un kilo de azúcar ahora que en octubre", afirmó Caló.

Otro de los que se expresó fue José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias. "Para mí los acuerdos de precios nunca dieron resultados, históricamente. Bueno, apostamos a que por una vez por todas se entienda que haya un gesto del sector empresario de poder mantener realmente los precios, porque cuando te vienen con 300 productos, estos se agotan y cuando vas a reponer y comprar lo que está en la góndola te sale tres veces más", señaló.

Del encuentro, convocado para analizar la audiencia con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en la jornada previa, también participaron el anfitrión Andrés Rodríguez, Omar Viviani (Taxis), Jorge Lobais (Textiles), Norberto Di Próspero (Personal Legislativo), Armando Cavalieri (Comercio) y el diputado nacional del Frente para la Victoria Oscar Romero (SMATA). La sorpresa la dio la presencia de Héctor Daer (Sanidad), quien hoy reviste como diputado nacional por el Frente Renovador que lidera Sergio Massa.

Según Caló, no hubo exigencias ni techos salariales de parte del gobierno, aunque si un pedido de "prudencia" y desestimó que el aumento obtenido por las fuerzas de seguridad en distintas provincias sirva de termómetro para las negociaciones paritarias. "No podemos tomar un piso por lo que arregló la policía. Todo el mundo dice 8000 o 9000 pesos, yo lo desconozo. Las pautas que van a fijar los gremios para su negociación salarial tendrán que ver con cómo está la actividad de cada sector en este momento", dijo Caló. Los gremios también reclamaron a Capitanich la exención de Ganancias para el segundo medio aguinaldo y un aumento en las asignaciones familiares. Por último, los dirigentes fijaron una reunión de Consejo Directivo para el próximo jueves a las 10 de la mañana en el sindicato de peones de taxis. «

Comentá la nota