Adep y Cedems no quieren los 190 días

Los gremios docentes de Adep y Cedems dieron a conocer su postura en relación a los 190 días de clases que el Gobierno nacional y provincial pretenden imprimirle al ciclo lectivo 2012.
Ambas organizaciones gremiales rechazaron la aplicación de tal medida y remarcaron que una mayor cantidad de días de clases no implica necesariamente mejorar la calidad educativa. Dijeron además que Jujuy tiene otros aspectos por mejorar, como los vinculados a la infraestructura escolar y a la insuficiente planta de personal de servicios.

Mediante un comunicado de prensa consideraron que “existen numerosas falencias para que la calidad educativa no mejore”, y que para avanzar en tal sentido se deben tener en cuenta las situaciones propias de cada provincia, “porque incluso las cuestiones climáticas, ya sea por frío o calor, condicionan el desarrollo normal de las clases”.

En tal sentido, afirmaron que es imposible imaginar que en ciudades del Ramal, como Libertador o San Pedro, con más de 40º de temperatura durante el verano, se puedan dictar clases con normalidad en establecimientos que no cuentan ni siquiera con ventiladores, o en algunos casos ni con agua potable. Asimismo, dijeron que en la Puna tampoco pueden funcionar con las bajas temperaturas y la falta de elementos para la calefacción de las aulas.

“No nos oponemos a iniciar las clases un par de días antes, porque de hecho los docentes estamos en los establecimientos educativos antes del 1 de marzo y permanecemos en ellos hasta los últimos días de diciembre. Pero no nos engañemos pensando que esta medida va a ser estratégica para mejorar la calidad de los aprendizajes de nuestros alumnos”, agregaron los gremios en el escrito.

Más adelante, los gremios denunciaron que existen temas que se deben profundizar para brindar una educación de calidad. Pusieron de relieve que se debe mejorar la infraestructura escolar, aumentar el personal de servicio, actualizar el mobiliario, disponer de más cargos docentes para garantizar el acceso a las nuevas tecnologías, realizar acciones para la formación docente que sean gratuitas y permanentes, prevenir la violencia, y pagar en tiempo y forma las partidas para los comedores.

Al explicar el motivo que llevó a los gremios a sentar esta postura, el secretario gremial de Adep, Víctor Mendoza, sostuvo que fue la decisión inconsulta del gobierno educativo nacional, de anunciar la extensión del próximo ciclo lectivo de 180 a 190 días. Refirió que al pedido de infraestructura y personal de servicio, entre otros puntos relevantes, se suma el de la extensión a jornada completa de los establecimientos de jornada simple.

En tanto, Alberto Argañaraz, secretario adjunto del Cedems, apuntó que cantidad no es sinónimo de calidad y que para que el sistema educativo en general sea de calidad se tienen que dar respuestas a numerosas falencias que actualmente existen. “Hay muchas cosas que se tienen que atender desde el Gobierno y no sólo evaluar la implementación de un ciclo lectivo con más días de clases”, remarcó, en coincidencia con las declaraciones de su par de Adep.

Otro punto que abordaron los dirigentes fue el relacionado al anuario escolar, cuyo contenido ya había sido prácticamente finiquitado en septiembre. Los gremialistas coincidieron en rechazar la metodología del anuncio unilateral. Las organizaciones gremiales docentes hicieron hincapié en la necesidad de desterrar estas prácticas unilaterales y de hacer cumplir el artículo 120 de la Ley de Educación Nacional.

Comentá la nota