La adhesión al paro docente fue más fuerte en la segunda jornada

Los maestros concluyeron su segundo día de huelga batiendo récord de ausentes en las escuelas. Hubo una marcha masiva y hermetismo oficial.

Hoy se desarrolló la segunda jornada del paro por 48 horas que planteó el Sute en todas las escuelas públicas de la provincia y, según el relevamiento realizado por el gremio, el acatamiento alcanzó 95%.

En tanto, desde la Dirección General de Escuelas (DGE) también sintieron el aumento de adhesión al plan de lucha: es que de 73 % que registraron ayer, este martes el relevamiento por las instituciones educativas arrojó que hubo una adhesión promedio de 79%.

Desde el Sute, tras registrar un porcentaje más alto de adhesión de los docentes en el segundo día de huelga, interpretaron las mediciones como "un verdadero éxito", tal como lo afirmó el titular del gremio, Javier Guevara, quien abogó por la reapertura de partitarias.

Al paro le siguió una movilización que comenzó en la esquina de Godoy Cruz y Patricias Mendocinas, de Ciudad, hasta el frente de la Casa de Gobierno, sobre calle Peltier. Allí, no sólo habló Guevara, sino cada uno de los referentes sindicales que apoyó la protesta de los docentes.

El titular del Sute fue duro en sus declaraciones y, aprovechando el buen panorama que le devolvió el enojo masivo de los maestros, ratificó que "seguirá este mismo jueves nuestro plan de lucha para reabrir las paritarias y conseguir un salario digno para todos los trabajadores".

"Nosotros no somos culpables del rojo financiero de la provincia", agregó Guevara, en referencia a los 200 millones de pesos de déficit mensual que declaró el gobernador Francisco Pérez, cuando fue consultado sobre la viabilidad de reabrir la discusión salarial con el gremio docente.

Guevara pidió, en medio de una ovación, que la titular de la DGE, María Inés Abrile de Vollmer, y sus colaboradores "se hagan a un costado si no pueden resolver este problema".

ATE Educación, creado por Raquel Blas también convocó a sus afiliados a sumarse al paro docente, pero no participó de la marcha propuesta por el Sute para "evitar conflictos entre los gremios" y porque el reclamo entre un gremio y otro tiene sustanciales diferencias, según plantearon ayer desde la dirigencia de ATE.

Récord total de los privados

A la huelga de los docentes de la educación pública se sumaron, una vez más, los del ámbito privado, nucleados en Sadop. Hacía muchos años que este gremio no contaba con un apoyo tan fuerte por parte de sus afiliados y, ayer, logró batir su propio récord, logrando una adhesión de casi 90%.

"Estamos contentos porque fueron jornadas históricas. Ayer en la mañana tuvimos 60 % de acatamiento. En la tarde mejoró y hoy superamos ampliamente el acatamiento, con casi 90%", dijo ayer Elina Escot, secretaria general de Sadop, gremio que se encuadra con los camioneros de la CGT a nivel nacional y que ayer consiguió incluso apoyo de sus dirigentes en la provincia.

Números oficiales

Pasado el mediodía, la Dirección General de Escuelas seguía sosteniendo, como única reacción al paro, sólo silencio y hermetismo. Es que no bastaron ni el aumento de ausentismo ni la masiva marcha que se concentró ayer frente a la Casa del Gobierno.

"Suponemos que frente a los contundentes números evaluarán qué hacer, aunque la reapertura de paritarias no depende de la DGE, sino de Gobernación", informaron ayer desde trabajdores de esa repartición. Sólo trascendió oficialmente que hubo un acatamiento de 79% en promedio. Es decir, 6 puntos más que el lunes.

El desgloce del paro indica que en el nivel primario, la adhesión fue de 82%, en el nivel inicial fue de 76%, y en la secundaria fue de 82%.

En cuanto al ámbito privado, la DGE midió un acatamiento de 69%. En este sentido, la adhesión fue histórica, ya que el día anterior había registrado 51%. En el caso de los celadores, también subió unos puntos la adhesión al paro entre la primera jornada y la segunda, según la DGE.

Sigue el plan de lucha

Tras la intensa jornada de ayer, los maestros pidieron una respuesta del Gobierno, pero no la obtuvieron. Su reclamo sigue siendo volver a paritarias (para mejorar el salario inicial de 3 mil pesos), resolver las malas liquidaciones, equiparar asignaciones familiares provinciales con las nacionales y la suba del mínimo no imponible en el impuesto a las Ganancias.

Según anunció Guevara en la protesta, el plan de lucha del gremio seguirá si no hay intención de diálogo por parte del Gobierno. "Los invito a todos los docentes a trabajar fuertemente en sus colegios a partir de este jueves. Ni un paso a trás", concluyó el líder.

Comentá la nota