Adhesión rotunda tuvo en Jujuy el paro bancario

Todas las entidades, tanto del sector público como del privado, no atendieron al público. Sólo los jubilados cobraron.
El paro de los empleados bancarios en Jujuy tuvo ayer un alto acatamiento. Salvo un pequeño inconveniente suscitado en una de las entidades locales de la banca privada, la jornada de lucha establecida por la Asociación Bancaria a nivel nacional se cumplió en la provincia con normalidad. Todos los bancos cerraron sus puertas y no atendieron al público. Los únicos que no se vieron afectados por la medida de fuerza fueron los jubilados, quienes pudieron percibir sus haberes sin mayores inconvenientes en los lugares habituales de pago.

La Seccional Jujuy del gremio, al evaluar la respuesta que tuvo el paro en la provincia, afirmó que la adhesión llegó prácticamente al 100 por ciento.

A media mañana, dirigentes de la Bancaria y delegados gremiales realizaron en cada una de las entidades financieras asambleas informativas, en donde explicaron los motivos que llevaron a la conducción gremial a tomar la determinación de una medida de fuerza extrema.

El titular del gremio a nivel local, Jorge Cabana Fusz explicó a El Tribuno de Jujuy que el paro fue resuelto tras la suspensión de las paritarias y la no convocatoria a una segunda reunión por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación.

“La semana pasada elevamos, en una primera reunión paritaria, nuestras pretensiones de readecuación salarial para el ejercicio 2013, pero la patronal se levantó de la negociación y hasta ahora no dio ningún parecer sobre el porcentual exigido”, apuntó.

Sucede que para los bancarios el año calendario paritario se extiende de enero a diciembre y que, hasta tanto se fijara el porcentaje de la recomposición salarial del año entrante, se habilitaba un acuerdo tácito con los banqueros del pago de un monto a cuenta de futuros aumentos.

La Bancaria solicitó para el 2013 un 25% de adecuación para los salarios del sector, basando el mismo en proyecciones de la canasta básica familiar y en la variación de costos que tuvo la misma a lo largo de este año. “Hemos basado el pedido en un estudio de costos que no es del Indec y que tuvo como parámetros los persistentes incrementos que tuvieron los precios de los alimentos básicos y elementales de la canasta familiar", apuntó, a la vez de indicar que esa evaluación arrojó un porcentaje superior al 30%.

Refirió que el paro también fue determinado por la apatía del Ministerio de Trabajo. “La cartera laboral es la que tiene que ver en estos laudos y después de la primera reunión paritaria se cruzó de brazos y no convocó a una segunda reunión, donde la patronal tendría que elevar su contraoferta. Esto no sucedió y ello terminó inclinando la balanza hacia esta medida de fuerza”, agregó.

Incidente con empleada

Si bien la medida de fuerza tuvo una repuesta rotunda de los trabajadores del sector, no todo fue perfecto para la Asociación Bancaria jujeña. Es que al momento de la llegada de la dirigencia gremial al Banco Mas Ventas, la gerente de la entidad le impidió el paso y no acató la decisión adoptada por los trabajadores de no atender al público, habilitando los accesos a la entidad y protagonizando un altercado con una de las delegadas del gremio.

Sobre el particular, el secretario de Finanzas de la Bancaria, Fernando Saavedra, denunció a la directiva por maltratar a una de las delegadas gremiales y por impedir el derecho a huelga de los trabajadores.

Además la acusó de impedir la libertad sindical y de discriminar a los dirigentes al no dejarlos ingresar a la institución bancaria a realizar la asamblea informativa.

Para el alivio de muchos, los bancos retomarán hoy su actividad normal, aunque se espera que la concurrencia de público sea masiva, por el feriado del lunes y del próximo martes. Aunque todo dependería del acuerdo que el gremio logre a nivel nacional.

Comentá la nota