Admiten suspensiones, despidos y recorte de horas extras en empresas

Admiten suspensiones, despidos y recorte de horas extras en empresas
El empresario De la Fuente dijo “estamos pagando las consecuencias de las cosas que se hicieron mal” y pronosticó otra crisis para la segunda mitad del año.
A la caída del poder adquisitivo por el proceso inflacionario, los trabajadores de Junín también deben hacer frente a una ola de suspensiones, despidos y recorte de horas extras, que merman aún más su capacidad de consumo.

Al respecto, el empresario local Ricardo de la Fuente aseguró que “estamos empezando a pagar las consecuencias por las cosas que se hicieron mal” y pronosticó una nueva crisis para la segunda mitad del año.

“Las ventas cayeron mucho, en una situación insoslayable más allá de las declaraciones que se hacen. Cualquiera sabe que desde fin de año hasta ahora la carne aumentó un 50%, las frutas y verduras otro tanto, las bebidas subieron también al igual que los medicamentos, y esto impacta directamente sobre la mayoría de la población, que tiene un salario de 7.000 pesos para abajo. Para ellos, lo imprescindible es la comida, y el dinero le alcanza menos, por lo cual consume menos y se retrae la demanda. Los que fabricamos tenemos que hacer menos porque ya no tenemos a quién venderle”, analizó.

Menos consumo

En cuanto al personal, De la Fuente dijo que “hay que valorar la calidad de personal que se tiene, porque en caso de tener que tomar una medida extrema, uno va a tratar de no perder la gente con mayor capacidad, con más voluntad de trabajo y compromiso con la empresa. Estos procesos de crisis sirven para reordenar internamente a las firmas”.

“En segundo lugar, se achican las horas extras, porque si hay que restringir costos, se toma este camino. Y además, hay una relación humana con los empleados y se ve que el empleado va a cobrar menos, es muy complicado desde esta parte del mostrador porque se sabe que no le alcanzará el dinero”, agregó.

En este marco, destacó que “hay obreros que hacen un gran esfuerzo en las épocas que hay mucho trabajo y cumplen 50 ó 60 horas extras, que se pagan al 50%, cuando llega fin de mes y no las hicieron la reducción salarial es del 40%. Encima los costos subieron notablemente y tienen un 50% de poder adquisitivo”.

Paritarias

Por otra parte, De la Fuente explicó que “todavía no hubo aumentos salariales porque recién arrancaron las paritarias. Yo creo que deberían ser regionales, pero tenemos un sistema del que ningún político se preocupó por cambiar, ya que un obrero de Jujuy no es igual que uno de Junín, así que las paritarias no son equitativas”.

“La otra cuestión es que mucha gente se aprovecha de la situación para sacar ventajas, así que no están pagando en tiempo y forma aún teniendo el dinero, cobrando más. Además, con un escenario inflacionario, la gente perdió la noción del valor de la mercadería entonces esta situación genera que por desconocimiento paguen de más lo que podrían comprar más barato a una cuadra”.

Más crisis

En el nivel nacional, el empresario opinó que “tenemos una realidad económica en que el Gobierno gasta más de lo que recauda. Están tomando medidas técnicas para sacar circulante del mercado para que no haya demanda y de esta manera los precios no suban, pero esto genera más recesión”.

“Hay que agregar el tema tan fuerte como la importación de energía y esto subsistirá hasta julio al menos, cuando se termine el ingreso de dólares por la soja. Desde allí habrá otra realidad y yo creo que vamos hacia otra crisis en este 2014”, subrayó.

Además, aseguró: “Por contactos que tengo, el Gobierno está decidido a hacer la plancha hasta que termine el mandato y quieren irse con el menor conflicto posible”.

Comentá la nota