“La aduana no es un botín político”, afirmó el SUPARA

“La aduana no es un botín político”, afirmó el SUPARA

El Sindicato Único del Personal Aduanero de la República Argentina (SUPARA) declaró el estado de alerta y movilización en todo el país y advirtió a las autoridades que la “grave situación institucional pone en riesgo la eficacia funcional de este Organismo provocando un peligroso debilitamiento de los controles e instalando la inseguridad laboral”.

La entidad también mantiene en sesión permanente a su Comisión Directiva, para analizar y proponer las medidas de acción directa a adoptar con el fin de defender a la “institución más antigua de la República” de “las falacias y la falta de precisión en las informaciones” en “raides mediáticos” que tienen a sus trabajadores como “rehenes y espectadores de una pelea que nos excede pero que nos afecta de manera directa” y confunde a la opinión pública, indicó el gremio en un comunicado.

En tal sentido detalló “como ejemplo de este dislate, la noticia que hace pocos días acaparaba la atención de todos los medios encendiendo la opinión pública. El supuesto hallazgo de 10 barriles de pseudoefedrina en el aeropuerto de Ezeiza. Un informante anónimo  y un mapa, fueron los desencadenantes de un allanamiento que hablaba de efedrina, triple crimen  y corrupción. Sin embargo no se trató de un entramado mafioso, ni de un secreto revelado.  La verdad fue que los 10 barriles ya habían sido detectados por el servicio aduanero, interdictados impidiendo cualquier maniobra, se había notificado al SEDRONAR , resguardado la carga en un recinto especial precintado con cámaras que monitoreaban su ubicación, y efectuada la correspondiente denuncia penal ante el Juzgado Federal Nro. 6, Expediente Nro.15618/11;  todo eso en el año 2011”.

El Supara denunció que “a este difícil y dañoso cuadro se añade la fractura en la conducción del Organismo, donde los que fueron removidos siguen impartiendo órdenes desde el exilio  bajo la consigna de “volveremos” y los que hoy están a cargo de la Dirección están maniatados para adoptar las medidas y tomar las decisiones que es urgente implementar”.

Finalmente el gremio sostuvo que “el país necesita imperiosamente una Aduana de cara al siglo XXI, profesionalizada, en pleno y eficaz funcionamiento, con recursos adecuados que le otorgue la capacidad operativa de la que hoy adolece,  y  que no se constituya en un blanco permanente de obscuros intereses económicos y políticos donde se diriman contiendas que solo sirven a los que pugnan por permanecer en las sombras de la corrupción; sean de adentro o de afuera”.

Coment� la nota