ADUFOR acusó recibo de críticas a acto político del FpV organizado por la UNaF

ADUFOR acusó recibo de críticas a acto político del FpV organizado por la UNaF

El gremio docente se deslindó de la organización de la charla política de diputados nacionales del FpV organizado por la UNaF, a pesar de haber reiterado tres veces la invitación a sus afiliados

Recobrando el pudor para desmentir su participación en el acto político organizado en plena campaña electoral por las autoridades de la UNaF para el Frente Para la Victoria, la Agremiación de Docentes Universitarios de Formosa no tuvo mejor idea que apelar a una señera frase del ex presidente Alfonsín.

Para cerrar su descargo a las críticas periodísticas, Adufor apeló una célebre frase de don Raúl Ricardo Alfonsín: “LOS MALES DE LA DEMOCRACIA SE CURAN CON MÁS DEMOCRACIA”. Tal vez sin percatarse que don Raúl se refería entonces a la Democracia real pluralista, tolerante y participativa, y no a la “Democracia a lo Stroessner” como supo calificar a la que rige en Formosa.

"Curar los males de la democracia con más democracia” sería precisamente posibilitar un debate abierto, donde los que piensan distinto puedan estar representados y expresarse libremente" y, no promover monólogos o discursos unipolares": esa es la esencia de la universidad. 

El ex presidente Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusiera en la vecina Paraguay , siendo el primer dirigente nacional de importancia en advertir que en nuestra provincia la república con su división de poderes y el estado de derecho eran ficciones, cuando se violó la constitución para permitir la reelección del “gobernador eterno”, creándose un régimen de dominación similar al stalinismo soviético, incluidos “comisarios” políticos para difundir el miedo”, escribió al respecto el prestigioso abogado local Pedro Velázquez Ibarra.

SIN PUDOR: La UNaF organiza "charla política" para candidatos del Frente Para la Victoria”, fue el título de la nota que molestó a Adufor.

Las críticas de la nota estaban referidas a que las mismas autoridades que organizaron el acto político para el FpV, cinco días antes de las elecciones, fueron las que negaron el ingreso a la UNaF de los diputados Prat Gay-Buryaile y, luego de los senadores Juez, Morandini y Naidenoff.

“Luego de censurar y cerrarles las puertas, de lo que debería ser una “casa de altos estudios” en las narices de los representantes de la oposición, las autoridades del Rectorado, de la Secretaría Académica de la UNaF, y del gremio ADUFOR, organizan y convocan a docentes, estudiantes y no docentes a concurrir a una “charla política” que brindarán los diputados nacionales del Frente para la Victoria”, cuestionaba la nota.

Entendíamos y entendemos que no está mal que se promuevan y difundan eventos democráticos y participativos de este tipo, siempre –y teniendo en cuenta que son recursos de la Universidad- que sea para promover el saludable y enriquecedor debate de las ideas. Pero NO para actitudes mezquinas, egoístas, sectarias, de politiquería barata, que representan la antítesis del pluralismo democrático.

Lo que allí se promovio –con plata y recursos de la UNaF- es el pensamiento único. pues no se convoca a quienes expresan ideas diferentes, y se prohíbe el ingreso a quienes defienden otras posiciones.

El permitir que todos se expresen posibilitaría poder desarrollar el pensamiento crítico y el enriquecedor análisis de las diferentes posiciones, pero eso nada tiene que ver con situaciones autoritarias, de discriminación y censura como la ocurrida el año pasado cuando se le negó la entrada a los senadores Luis Juez, Norma Morandini y Luis Naidenoff que estaban en contra de Dioxitek en Formosa.

O tampoco cuando se les negó el ingreso a un aula desocupada, a los diputados nacionales Prat Gay y Ricardo Buryaile para una charla improvisada e informal con alumnos, que los había convocados.

Comentá la nota