ATE advierte que son 850 y que habrá paros

Son el personal no docente de las escuelas que cobran como monotributistas. Año a año crece su número. Reclaman desde hace tiempo el pase a planta, como el resto de los trabajadores estatales.
En la provincia ya son más de 850 las personas que realizan trabajo no docente en los establecimientos educativos y que cobran como monotributistas. Son los que desarrollan tareas de portería en cada establecimiento educativo. Desde hace años, piden ser incorporados a la planta permanente de la administración provincial, reclamo que se reitera periódicamente al gobierno y que ha creado malestar entre esos trabajadores.

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Ricardo Araujo, afirmó luego de las elecciones primarias del próximo domingo, el gremio decretará un paro en las escuelas para reclamar que sean incorporados a la administración pública.

"El reclamo para que sean incorporados a planta y dejen de trabajar 'en negro' para el mismo Estado es de larga data. Los reclamos son constantes y se observaron a fin del año pasado y en el comienzo de este ciclo escolar, donde en algunos puntos de la provincia hubo porteros que no acompañaron en protesta el inicio de clases", dijo Araujo.

"Esta todo mal con los porteros -afirmó el sindicalista-. Este año, por ejemplo, no entregaron la ropa. No tienen reglamentación de trabajo y sus tareas dependen de la Dirección, por eso le dan cualquier trabajo porque dependen del criterio de la directora. El tema de los porteros está para la paritaria sectorial, pero como no está abierta, no se puede discutir su situación".

"También queremos que para las elecciones del próximo domingo se les pague, tanto a monotributistas como los que quedan en la ley 643, el día. Están desde las 7 de la mañana cuando tienen que acomodar todo en las escuelas hasta la noche y son los únicos que no cobran nada ese día porque no se les reconoce el trabajo", reclamó Araujo.

Malestar.

Los porteros de escuelas son la mayoría de los monotributistas, aunque también se deben sumar a ese vínculo laboral personal que realiza tareas de limpieza en general y trabajos administrativos. Son los que ATE definió en uno de sus últimos congresos como "auxiliares de Educación". Araujo indicó a LA ARENA que hay reuniones al respecto y que empezarán en los próximos días a ver cómo se movilizan para actualizar el reclamo.

La precarización laboral que pesa sobre los porteros de escuelas se observa claramente al momento de cobrar sus sueldos. Si bien trabajan con el resto del personal, muchas veces los porcentuales de aumentos que acuerdan los gremios de empleados estatales con el gobierno provincial no son incluidos automáticamente a los monotributistas y además a estos empleados no se les paga las sumas fijas que reciben otros empleados de la administración pública.

A fines del año pasado, mediante un comunicado, los porteros afirmaron que se sentían "discriminados" por el gobierno provincial. "Dice ser un gobierno nacional y popular, pero nos tienen sometidos a un régimen casi de esclavista. Somos trabajadores en negro, esta es la política que lleva adelante el gobernador, cada día se suman más trabajadores monotributistas o contratados para terminar con los porteros de planta permanente", indicaron en un comunicado.

Comentá la nota