Advierten gobernadores que no pueden pagar suba del 30%

Advierten gobernadores que no pueden pagar suba del 30%

El pedido formal de los gremios docentes nacionales al ministro de Educación, Alberto Sileoni, en pos de una suba del salario mínimo del 30,3% generó preocupación entre los gobernadores, quienes advirtieron que no están en condiciones de replicar incrementos de ese orden a los maestros en sus provincias.

El malestar es mayor si se tiene en cuenta que la pauta que finalmente acuerden en sus distritos con ese sector marcará el piso para discutir luego con el resto de los trabajadores de la administración pública.

La desmesurada pretensión en los hechos dilata ya las negociaciones que ya se iniciaron en algunos distritos. Por caso, en Buenos Aires, tras el encuentro de la comisión técnica salarial de ayer las conversaciones recién se reanudarán el 8 de febrero, a la espera de pautas desde el Palacio Pizzurno.

Es imposible trasladar un incremento de ese orden a una provincia si los ingresos aumentan sólo entre el 20 o el 22%; dar subas superiores a los ingresos significa disminuir fondos para otras áreas clave, como la salud, advirtió ayer un ministro de Economía del interior a este diario. Seguramente es insostenible ese porcentaje, evaluó por su parte el titular de la cartera educativa de Corrientes, Orlando Macció.

En el Gobierno del cordobés José Manuel de la Sota, en tanto, estiman que el aumento podría ser del orden del otorgado el año pasado, de cerca del 25% y en tres cuotas.

En la vereda gremial de las provincias, por su parte, los dirigentes locales salieron a defender la pretensión de los sindicatos nacionales.

Cualquier incremento no puede estar por debajo del 30%, aseguró, por caso, desde AMSAFE Rosario, Daniel Couselo.

Las señales de alerta de los Ejecutivos apuntan además a intentar garantizar el normal inicio de clases el 25 de febrero. En 2012, tras el naufragio de la paritaria federal, el ciclo lectivo se inició con huelgas en seis provincias.

A nivel nacional, en tanto, la advertencia a los gremios docentes corrió por cuenta del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, quien reclamó responsabilidad a los docentes que solicitaron ese incremento en la apertura de las paritarias del sector.

El pasado martes, Sileoni recibió de CTERA, UDA, SADOP, AMET y CEA el pedido formal de un incremento del salario mínimo del 30,3% para llevarlo de $ 2.800 a $ 3.650.

Los dirigentes también exigieron cambios en el piso para tributar el Impuesto a las Ganancias, aunque ese punto arrojó fuertes discrepancias en la reunión que -antes del encuentro con Sileoni- mantuvieron los gremialistas en la sede de SADOP.

Allí CTERA se mostró dispuesta a centrarse fundamentalmente en acordar el porcentaje de suba, sin condicionar la discusión a los cambios en Ganancias, para -dijo- favorecer a los maestros que menos cobran.

Pero, según trascendió, UDA defendió la imperiosa necesidad de asegurar la elevación del piso para tributar, en base a que la negociación debe apuntar también a defender los intereses del resto de los más de 800 mil maestros públicos y privados del país, a partir de la existencia de docentes que cobran más de 7 mil pesos y sufren descuentos de cerca de mil pesos por mes por ese impuesto.

No sólo hay que discutir el tema porcentual, sino en paralelo muy fuertemente el Impuesto a las Ganancias, afirmó el titular de UDA, Sergio Romero.

Por de pronto, Sileoni receptó la pretensión de los gremios y la negociación pasó a cuarto intermedio, sin fecha aún de reanudación.

En este marco, en las últimas horas intentaron avanzar las conversaciones entre gremios locales y algunos gobernadores, aunque las discusiones de fondo permanecen atadas al resultado que arroje la paritaria nacional, que amenaza con dilatar severamente las pujas locales, con el consiguiente riesgo para el comienzo de clases.

Por caso, en territorio bonaerense, ayer se reunió la comisión técnica salarial, en la cual el Gobierno de Daniel Scioli y el Frente Gremial Docente plantearon los ejes para elaborar luego las respectivas propuestas salariales.

Las conversaciones se reanudarán recién el 8 de febrero, cuando ya habría alguna referencia nacional.

Comentá la nota