Advierten que sindicalistas utilizan a empresas en conflicto como motín de campaña

Advierten que sindicalistas utilizan a empresas en conflicto como motín de campaña
El empresario, Levi Jiménez –dueño del Frigorífico El Zaimán- afirmó a agenciahoy.com que se utilizó el conflicto del Frigorífico El Zaimán para una interna sindical y apuntó directamente contra el Secretario General de la CGT José Giménez.
“Desde que apareció el Secretario General José Giménez, parece que ha fogoneado a los trabajadores e instruido a una conducta delictuosa”, manifestó en referencia a la toma de la planta en febrero pasado. Un mes después, hubo un acuerdo de pagar el mes de enero para liberar la planta y continuar trabajando, “quisimos abonar, no nos quisieron recibir y no nos dejaron ingresar más a la planta”, agregó.

Para el empresario, está “claro y a la vista” que utilizaron el conflicto del frigorífico para una interna sindical, “en varias oportunidades que visité la planta para conversar, vi pancartas y carteles hasta en los vehículos de Giménez CGT, parecía un comité político y no una planta industrial”, afirmó. En ese sentido, dijo: “Fuimos víctimas de una interna sindical”.

Cuando todo estalló. Levi Jiménez contó que la empresa comenzó a tener complicaciones en la producción en el año 2008, “la carne pasó a ser un tema crítico al controlarse las exportaciones”, dijo. En ese sentido, señaló que con el paso del tiempo y ante la falta de ingresos se planteó reducir el personal, pero con el pago de subsidios que llegaban de Nación los mantuvieron. “La gente se acostumbró a vivir de subsidios y cuando ya no hubo más apoyo de subsidios empezamos a reducir el personal, de 160 tenían que quedar 30 empleados, lo intentamos pero no se dio”, sostuvo.

“Quedamos trabajando a un déficit mensual permanente, lo que llevó a no cumplir con ciertos organismos públicos, a cumplir con atrasos al personal. Con el último ajuste que había el frigorífico iba a ser autosuficiente para poder cumplir con todos los compromisos, aguardando que cambiera la situación", añadió Jiménez.

“Nunca me fui de Posadas, tengo otros intereses en otras provincias, pero cada 15 días estaba en Posadas”, señaló ante las versiones que lo acusaban de abandonar la empresa en esas condiciones.

De ahora en adelante. El empresario negó las versiones de que estuviera instalando el Frigorífico en la provincia de Salta. "Es un comentario malintencionado de gremialistas", señaló. "Esta es una planta preparada para exportar, para todo, no es rentable hacer eso", explicó.

Jiménez manifestó que está aguardando la resolución judicial y que confía en la justicia, "Esperamos que devuelvan la propiedad a los legítimos propietarios y resarcir al 100% las obligaciones con el personal", aseguró. “Esperamos las decisiones, la justicia es lenta pero llega”, aseveró.

Comentá la nota