Advirtió Caló que el aumento del salario mínimo no alcanza

Advirtió Caló que el aumento del salario mínimo no alcanza

El jefe de la CGT oficialista dijo que "para vivir dignamente" se necesitan $ 8500; anteayer había acordado con el Gobierno una suba de 28,5%

Antonio Caló reiteró ayer su discurso zigzagueante hacia el Gobierno. Apenas 12 horas después de que Cristina Kirchner anunciara la suba anual del salario mínimo vital y móvil el jefe de la CGT oficialista planteó en público que el aumento acordado es insuficiente.

Anteayer, el Gobierno fijó el nuevo piso salarial en 6060 pesos, un 28,5 por ciento más que los $ 4716 actuales. Esto lo hizo el ministro de Trabajo Carlos Tomada en presencia de Caló y de otros sindicalistas. Pero para el líder de la UOM aquella foto con el ministro no parece haber sido el final de la película.

"Para vivir dignamente, hay que estar arriba de 8500 pesos, sin tirar manteca al techo", calculó Caló ante una pregunta sobre cuánto dinero hace falta por mes para cubrir el costo de vida.

El jefe de la CGT oficialista participó anteayer de la reunión del Consejo del Salario Mínimo que fijó el piso salarial para este año. Presenció también, sentado a la derecha de Tomada, el anuncio de Cristina Kirchner. Ayer, en declaraciones a radio La Red, y en línea con el discurso de la Presidenta, Caló elogió que el Consejo del Salario Mínimo se haya reunido de manera ininterrumpida para fijar el piso de los sueldos desde 2003.

"Bienvenido sea que acá en Argentina podamos tener ese piso y hace 12 años que lo estamos discutiendo. Hasta 2003 estuvo clavado en 200 pesos hasta que llegó Néstor Kirchner [a la presidencia]", destacó.

Caló resaltó además que la nueva referencia salarial "sólo afecta a 150.000 trabajadores de los 9 millones que hay en el país". Admitió que también sirve de piso para quienes trabajan en negro, que hoy representan más del 30% del total de empleados.

No es la primera vez que Caló sorprende con sus definiciones. El año pasado había dicho que "a la gente no le alcanza para comer". Aquella declaración le valió un reto público de Cristina Kirchner, que esperó a tenerlo enfrente durante un acto en la Casa Rosada para decirle que no estaba de acuerdo con su pronóstico. El aumento acordado ahora por el Gobierno con la CGT y la CTA oficialistas y empresarios se cobrará en dos partes: la primera, del 18,5 por ciento, el mes próximo, lo que llevará el mínimo de los actuales 4716 pesos a 5588, y el 10 por ciento restante se sumará el 1° de enero de 2016.

El Gobierno adelantó el anuncio (el año pasado el Consejo del Salario había sesionado en septiembre) y decidió cómo escalonarlo con el calendario electoral en mente. Cristina Kirchner pidió que el porcentaje mayor se pague en agosto para que el mayor impacto en el bolsillo de los trabajadores se sienta antes de las PASO del 9 del mes próximo y también en las generales de octubre.

"INSUFICIENTE Y LAMENTABLE"

Tampoco tardaron en rechazar el nuevo salario mínimo Hugo Moyano y Pablo Micheli, jefes de la CGT y la CTA enfrentadas con el Gobierno, respectivamente.

En conferencia de prensa, los gremialistas consideraron "insuficiente" el aumento y "lamentable" que el Gobierno no haya convocado a sus centrales para discutirlo.

"El Gobierno convocó al Consejo del Salario Mínimo en un día y rodeándose de representantes sindicales que evitan cualquier cuestionamiento a sus políticas", fustigaron a través de un comunicado.

"No nos invitaron porque la Presidenta no acepta a los que pensamos distinto, se maneja como una emperadora", ahondó Micheli.

Moyano advirtió que la suba "ya estaba establecida de antemano por el Gobierno" y volvió a mencionar reclamos gremiales que "siguen sin tener respuesta" de la Casa Rosada. Destacó el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, el aumento "de urgencia" para los jubilados y la "universalización de las asignaciones familiares".

Más tarde, en declaraciones a La Red, el líder camionero planteó que el salario mínimo debería rondar los 9000 pesos. "Lo que se ha firmado no tiene nada que ver con la realidad", se quejó.

También hubo críticas de la oposición. "El punto de referencia para la discusión salarial debiera ser el valor de la canasta familiar que en agosto llegará a 16.317 pesos", advirtió el diputado de Unidad Popular, Claudio Lozano..

Coment� la nota