Agmer, CTA y ATE acordaron una huelga para el 5 de septiembre

Los gremios estatales reunidos en un plenario resolvieron además movilizarse para reclamar la reapertura de la mesa salarial. La medida tendrá que ser ratificada en un congreso por las bases. Repudiaron el convenio celebrado entre el Iosper y la Femer.
En un plenario en el que participaron las conducciones centrales de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se acordó un paro que se realizará el 5 de septiembre, ante la falta de convocatoria del Gobierno para discutir una recomposición salarial.

En la reunión además se dispuso la realización de una movilización, aunque todo dependerá de que la medida sea “ratificada por las bases”, afirmó en diálogo con UNO el secretario Adjunto, Alejandro Bernasconi.

También se aprobó que la manifestación pase por la Caja de Jubilaciones y por el Iosper como una forma de manifestar el repudio y la preocupación por la situación en ambos organismos.

“Se acordó en forma conjunta la repaertura de la discusión salarial para todo el sector estatal”, manifestó el dirigente.

En esa línea de agumentación recordó que entre los temas tratados “se repudió el convenio alcanzano entre el Iosper y la Femer, el déficit de la Caja de Jubilaciones. Además se ratificó la defensa de una ley de jubilaciones y se establecieron diferentes mesas para tratar el tema previsional, otra para Salud y la restante que analizará la cuestión salarial y la reforma tributaria”.

Al cónclave realizado en la sede de ATE asistieron además miembros de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar), de la Unión de Trabajadores de la Comunicación de Entre Ríos (Utcer) y del sector privado como los representantes del Sindicato único de trabajadores del neumático argentino (Sutna).

Repudio

En comunicado la conducción de ATE Entre Ríos calificó como “'vergonzosa entrega' a los convenios que el actual Directorio de la Obra Social provincial firmó con las corporaciones médicas y perjudican a los trabajadores afiliados. Con el concepto de que 'la obra social es salario', los distintos oradores coincidieron en la necesidad de articular medidas para recuperar el Instituto para que se ponga la servicio de los afiliados. Para terminar con acuerdos cerrados a espaldas a los intereses de los verdaderos dueños de la obra social”.

Respecto a la situación que atraviesa la Caja de Jubilaciones el escrito revela “el déficit anual proyectado de 800 millones de pesos, que data de muchos años, no lo generaron los trabajadores”.

Comentá la nota