Agmer decidió dos nuevas jornadas de huelga docente

La Asociación Gremial del Magisterio (AGMER), dispuso por el Congreso llevado adelante en Diamante realizar dos nuevas medidas de fuerza en reclamo de mejoras salariales.
La primera será el miércoles 24, con un paro parcial de dos horas por turno. Siete días después, la huelga será por 24 horas. Desde el Gobierno, la titular del Consejo General de Educación (CGE), Graciela Bar, manifestó: “Sería lamentable que no hubiera clases porque se pierde la posibilidad de acceder al conocimiento”.

La Asociación Gremial del Magisterio (AGMER), dispuso por el Congreso llevado adelante en Diamante realizar dos nuevas medidas de fuerza en reclamo de mejoras salariales. La primera será el miércoles 24, con un paro parcial de dos horas por turno. Siete días después, la huelga será por 24 horas.

A esta medida se llegó por consenso entre las representaciones de los departamentos, que en su mayoría llevaban mandato de proseguir el plan de lucha. En ese sentido, el secretario de prensa del gremio, Luis Fernández, sostuvo que a la decisión se llegó a causa de “cuestiones internas del sindicato y la inflexibilidad del Gobierno para otorgar el aumento, con un análisis de las respuestas que las autoridades vienen dando”.

La anterior medida de acción directa del gremio docente habían sido dos paros: uno de 48 y otro de 72 horas.

Desde el Gobierno, la titular del Consejo General de Educación (CGE), Graciela Bar, manifestó: “Sería lamentable que no hubiera clases porque se pierde la posibilidad de acceder al conocimiento”. Y añadió que las huelgas: “Perjudican al alumno que se ve privado de aprender”.

“La próxima semana, el miércoles 24, habrá un paro parcial de dos horas por turno. El miércoles 1 de septiembre habrá una huelga de 24 horas. Ese es el plan de acción que se ha definido”, indicó Fernández, en un aparte de la sesión del Congreso de la entidad gremial, que seguía sesionando durante la tarde.

En ese sentido “cada uno de los departamentos expuso su mandato. La amplia mayoría, ante la falta de una respuesta por parte del Gobierno a la justa demanda salarial, traían orden de realizar un plan de acción, por lo que las acciones votadas tuvieron un consenso muy amplio”, relató a APF.

“El gobierno de Urribarri, cuando estábamos en paritarias ponía en práctica resoluciones que afectaban la situación docente. Como sindicato hemos dado muestra de nuestra apertura, pero el gobierno cerró las puertas al diálogo y es una situación lamentable”, subrayó la secretaria Adjunta del gremio, Alejandra Gervasoni.

Desde el CGE, Bar indicó: “Sería lamentable que no hubiera clases porque se pierde la posibilidad de acceder al conocimiento”, señaló mientras la conducción de la AGMER se encontraba reunida en Diamante para definir un plan de acción frente al reclamo de aumento salarial.

La funcionaria remarcó, en declaraciones a Once, que “muchos sectores sociales no tienen la posibilidad de tener un maestro particular, libros o Internet en su casa y la clase representa el espacio de enseñanza y aprendizaje que hace a la defensa de la escuela pública”.

Comentá la nota