Agmer Paraná se movilizó y rechazó el 22% en tres tramos

Agmer Paraná se movilizó y rechazó el 22% en tres tramos
El gremio de la capital entrerriana marchó hacia el CGE. Hizo fuertes reclamos al gobierno provincial. Reiteraron que la propuesta salarial es “insuficiente”. Además repudiaron las medidas disciplinarias hacia directivos.

En el marco del paro nacional, la seccional de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) se movilizó en la ciudad de Paraná. Los docentes de la capital entrerriana hicieron fuertes cuestionamientos al gobierno de Sergio Urribarri, y rechazaron el anuncio de la titular del Consejo General de Educación, Graciela Bar, para disciplinar a directivos y supervisores que no pasen la nómina de docentes que adhieren al paro.

Del acto participó la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Paraná y la Corriente 9 de abril. Hubo críticas a la ausencia de la conducción de Agmer central y de otros agrupamientos gremiales.

La movilización tenía como fin el rechazó al aumento del 22 por ciento para todo el año y efectivizado en tres tramos, ofrecido por el Ministerio de Educación de la Nación y que se trasladó a la provincia.

En un acto que se realizó frente al CGE, la secretaria General del gremio en Paraná, Alejandra Gervasoni aseguró que “el mandato del departamento Paraná fue el más fuerte. Hace mucho tiempo que no veíamos en los Congreso 72 horas de paro”. Y reiteró que la propuesta salarial del gobierno provincial era “insuficiente”.

Asimismo, Gervasoni se refirió al discurso del gobernador Sergio Urribarri en la apertura del año legislativo en el teatro 3 de Febrero, donde el mandatario dijo que se estaban llevando a cabo “pequeñas revoluciones”. Sobre esto la gremialista manifestó que “hay necesidad de reírse cuando el gobernador habla de pequeñas revoluciones. Pequeñas revoluciones son las que sentimos cuando no podemos pagar las cuentas. Pequeñas revoluciones son las que sienten nuestros estómagos cuando hay chicos que no pueden llegar a las escuelas”, expresó. Luego avizoró un año “muy conflictivo” y llamó a los docentes a continuar “defendiendo sus derechos”.

“Los directivos no son funcionarios”

Más adelante tomó la palabra la vocal gremial, Susana Cogno quien señaló que “las tizas siguen escribiendo estas páginas de la dignidad docente”, al tiempo que agregó que “desde 2005 no hacíamos un paro por salario. Sólo se decretó dos paros cuando mataron vilmente a Carlos Fuentealba”.

“Hoy 17 provincias no inician el ciclo lectivo. Y nos parecía más que pertinente volver a estar en la asamblea y esta movilización, y estar frente a la casa de nuestro patrón que trae desde hace varios años la misma línea de la política nacional de considerar nuestros derechos como días no trabajados”, sostuvo frente a docentes de Paraná y Paraná Campaña.

La dirigente gremial se refirió al anuncio de la titular del CGE, Graciela Bar, sobre la medida disciplinaria contra directivos que no pasen la lista de maestros que hacen paro: “varios funcionarios tendrían que ir a recuperatorio porque tiene que aprender que los equipos de conducción directiva y los supervisores no son funcionarios. Nosotros somos trabajadores con funciones diferentes”, dijo Cogno.

Y añadió que “no se puede poner a los directivos y supervisores al mismo lugar que los funcionarios botones que llaman a las escuelas pidiendo cuáles son las nóminas del paro”.

A su tiempo el secretario General de la CTA Paraná, Ricardo Sánches manifestó que a pesar de las diferencias se encontraban nuevamente en la protesta. “Acá hay responsabilidades de los gobierno provinciales que han seguido esta política de ajuste y represión contra los trabajadores”, comenzó diciendo el sindicalista, para luego resaltar la unidad de acción del gremialismo.

“Hoy era una oportunidad para que otras organizaciones que hacen paro estén acá y no están”, dijo en alusión a los gremios que decidieron no movilizarse este lunes. “Basta de especulación acá está en juego los trabajadores”, concluyó el dirigente.

Comentá la nota