Se agrava el conflicto que tiene en vilo al puerto de Mar del Plata

Se agrava el conflicto que tiene en vilo al puerto de Mar del Plata
Los estibadores continuaron ayer con la medida de fuerza que mantiene paralizada la actividad desde hace seis días. Y ratificaron que seguirán con el plan de lucha hasta las últimas consecuencias. Las negociaciones están empantanadas.
La novela del puerto sumó un nuevo capítulo: los estibadores continuaron ayer con la medida de fuerza que mantiene paralizada la actividad desde hace seis días. El conflicto, que genera preocupación entre los empresarios del sector, se profundiza con el correr de los días.

Los estibadores ligados al SUPA (Sindicato Unidos Portuarios Argentinos) mantienen cortadas las vías de acceso a las terminales 2 y 3 del puerto en reclamo de una jubilación para más de 200 trabajadores. "No vamos a parar hasta que el Ministerio de Trabajo escuche nuestro reclamo y nos de una solución", advirtieron los manifestantes. En ese sentido, el secretario general del SUPA, Juan Carlos Ferreyra, ratificó que continuarán con la medida de fuerza y se mostró dispuesto a profundizar el plan de lucha que impide a las empresas descargar los cajones de pescado.

La postura del gremio cuenta con el apoyo de la Federación de Cooperativas y la Cámara de Empresas de Servicios de Estibaje.

El conflicto, que se desató el martes pasado, tiene en vilo a Mar del Plata. Los empresarios pesqueros volvieron a decir ayer que el sector corre peligro de perder 2.500 toneladas de mercadería si continúa el paro. Un dato: ya se acumularon más de 50 mil cajones de pescado en las bodegas de los buques.

La medida de fuerza provoca un grave perjuicio económico para las empresas. A tal punto que en el sector advirtieron que si el pescado no se descarga en las próximas horas, se terminará echando a perder. Un detalle acelera la cuenta regresiva, la hubbsi retenida en puerto proviene de mareas largas originadas por el mal tiempo y las dificultades para localizar marcas.

Los estibadores, que reclaman el beneficio jubilatorio, están en edad de pasar a retiro pero no cuentan con aportes para acceder a un ingreso acorde al que reciben en actividad. "Queremos la jubilación, estamos cansados de que nos mientan", dijeron los manifestantes en lo que se interpretó como un tiro por elevación a las autoridades del Ministerio de Trabajo. ?Nos mandaron a decir que no nos va a recibir con el puerto cerrado, pero nosotros no pensamos levantar la medida porque así hasta ahora siempre nos terminaron engañando?, reconoció un estibador en el corte.

Empantanadas las negociaciones, el conflicto se agrava con el correr de las horas mientras crece el número de barcos en los muelles que no pueden descargar sus producciones.

Comentá la nota