Se agrava la pelea en la CGT oficial por el apoyo de "los Gordos" a Massa

Viviani cuestionó a Daer por ir como candidato de Massa y marginó de la cúpula a "los Gordos", que también apoyan al tigrense; "le perdimos la confianza", atacó el taxista
El temperamento y la seguridad que le faltó a Antonio Caló los aportó Omar Viviani. El líder de los taxistas y número tres de la CGT alineada con la Casa Rosada intensificó ayer los cuestionamientos al dirigente Héctor Daer por haberse sumado al armado electoral de Sergio Massa. Viviani, además, insinuó que el sector de "los Gordos" (grandes gremios) dejará de asistir a "la mesa chica" en la que se toman las decisiones. Es decir, los sindicatos más importantes en cantidad de afiliados perderían su porción de poder en la cúpula de la central obrera.

"Daer nunca comunicó su intención de jugar en otro sector, nunca dijo nada, por eso le hemos perdido la confianza y seguramente no participará más de las deliberaciones de la mesa chica", atacó ayer Viviani en diálogo con la agencia DyN. Además, como lo había hecho Caló un día antes, le dio su apoyo únicamente al mecánico de Smata Oscar Romero, que integrará la lista de candidatos a diputados kirchneristas en el undécimo lugar.

"El Poder Ejecutivo no nos tuvo en cuenta para debatir ni tuvo en cuenta a la CGT como un actor protagonista", justificó Daer a LA NACION su incorporación al massismo, donde ocupará el undécimo lugar en la nómina de candidatos a diputado nacional. El argumento de Daer expresa el descontento de un amplio sector de la CGT oficialista, entre los que están Oscar Lescano (Luz y Fuerza), Armando Cavalieri (Comercio), Carlos West Ocampo (Sanidad) y Roberto Fernández (colectiveros de la UTA). Todos ellos le reclamaron a Caló una postura más combativa ante el Gobierno y le achacaron conductas erráticas y falta de logros en las negociaciones por mejoras salariales.

"Del Gobierno no hubo ni siquiera una respuesta sobre la quita del impuesto a las ganancias del medio aguinaldo. No es la manera de diálogo que debería haber entre el Gobierno y la CGT", subió el tono de las críticas West Ocampo ante la consulta de LA NACION. West Ocampo fue el ideólogo de la ofensiva judicial que volteó el confederal de la CGT de Moyano en 2012. Por entonces, su jugada tuvo el apoyo de Lescano y del Smata, curiosamente, a través de Romero.

La CGT oficialista convocará para la semana próxima a una reunión de autoridades en alguna de sus sedes itinerantes. Se debatirá allí alguna posible represalia contra Daer y se firmará un documento de respaldo a todos los candidatos del kirchnerismo que participarán de las elecciones legislativas.

"El Smata le pidió a la CGT la inclusión de Romero. Nosotros vamos a apoyar a todos los compañeros que militan en el Frente para la Victoria, no así a Daer", fustigó Viviani al flamante massista.

Desde el sector de "los Gordos" la réplica no tardó en llegar. "No hubo ninguna reunión de mesa chica ni plenario general para definir que Romero iba a ser candidato. Intentaremos no contestar ni polemizar porque no hay que dividir a la CGT por estas cuestiones. Lo mejor que hoy puede pasar es que el consejo directivo no se reúna hasta que pasen las elecciones", planteó West Ocampo. Y escenificó un panorama sindical preocupante: "Ya hay tantas divisiones que no debería haber otra fractura. Si hasta hay tres CGT".

West Ocampo, incluso, vinculó al kirchnerista Romero con Sergio Massa. Dijo que el dirigente del Smata habría militado hasta hace poco en Junín, su ciudad, a favor del intendente de Tigre. "Tenía un local partidario", acusó el hombre fuerte de Sanidad.

ROMERO, A JAPÓN

La designación de Romero en las listas responde más a un gesto del kirchnerismo hacia Ricardo Pignanelli que a Caló. Para el jefe de la UOM, otros nombres tenían la prioridad.

Romero, por ahora, no se subirá a la campaña, pero sí se calzará el traje kirchnerista como nunca antes. Viajará la semana próxima en la comitiva oficial rumbo a Japón para intentar captar inversiones de automotrices. La invitación fue de la ministra de Industria, Débora Giorgi, de muy buena llegada y diálogo con Pignanelli.

Romero, tras conocer su candidatura, se mantuvo más alineado que nunca y evitó referirse a temas vinculados a la economía de los trabajadores, como la inflación o el alcance del impuesto a las ganancias. "Es un honor y una responsabilidad la que nos otorgó la compañera Presidenta", se limitó a decir el referente del Smata en Junín.

DOS POSTURAS QUE ALTERAN A LA CENTRAL

Viviani criticó a Daer por sumarse al partido de Massa

HÉCTOR DAER

Secretario de Prensa de la CGT

Gremio: Sanidad

Origen: "los Gordos"

Partido: Frente Renovador

Integra el 11° lugar en la lista de candidatos que encabeza Massa. Tiene el apoyo de "los Gordos" (grandes gremios) y de la UTA

Dijo que su ingreso en la lista de Massa fue ante la falta de respuestas del Gobierno a los pedidos de la CGT. Reclama más diálogo y mayor protagonismo de los gremios

OMAR VIVIANI

Secretario gremial de la CGT

Gremio: Peones de Taxis

Origen: ex moyanista

Partido: Frente para la Victoria

Es el número tres de la CGT. Se sumó a Caló para cuestionar la decisión de Héctor Daer de jugar políticamente con Sergio Massa

No logró sumar en las listas kirchneristas a sus hombres: Ghilini y Lobais. Ayer, dijo que aislarán de la "mesa chica" al sector de "los Gordos" por irse con Massa

Comentá la nota