Se agrava la protesta de los transportistas en el Puerto de Bahía Blanca

La medida se cumple en todo el país. A medida que avanzan las horas y las partes no llegan a un acuerdo, el conflicto se recrudece. Hay setores de la zona que ya no tienen combustibles. El puerto local sigue sin actividad. Posibles cortes de ruta para la jornada de hoy.
A raíz de la protesta, que mantiene bloqueados los puertos de granos de Rosario, Buenos Aires, San Nicolás, Quequén y Bahía Blanca, la comercialización en el sector granario se encuentra paralizada.

De acuerdo a estimaciones de operadores de extenderse el paro de Fetra podría impactar en la carga de buques programada entre el el 6 de marzo y el 6 de abril, que estaba proyectada en 3,7 millones de toneladas, de las cuales más del 80% debe cargarse en la zona de Rosario.

Según estimaciones del sector, de no solucionarse el conflicto, la situación afectaría la exportación de hasta 1,5 millón de toneladas de granos y oleaginosas (principalmente de derivados de soja).

La Federación de Transportadores Argentinos (FETRA) -que agrupa al 60 por ciento de los transportistas cerealeros- inició el lunes la medida de fuerza en reclamo del cumplimiento de un acta firmada el 31 de octubre último, en la que se acordaba la fijación de un nuevo piso básico tarifario y mejoras en las condiciones de seguridad e higiene para la actividad.

El vicepresidente de la institución, Pablo Agolanti, ratificó que el paro es "por tiempo indeterminado hasta que haya una solución concreta", y le pidió al gobierno nacional que "intervenga políticamente" para destrabar el conflicto.

"Ayer no entró un solo camión cargado a los puertos, el camionero no quiere cargar, por eso es tan fuerte la medida que seguirá hasta que se le de una solución. Estamos abiertos al diálogo y esperamos que el Gobierno intervenga políticamente".

El dirigente explicó que el parque automotor de los camiones graneleros tiene "más de 30 años" y el tema "salud e higiene en las terminales portuarias son un desastre total y absoluto".

Repudio a la medida

"El paro empresario de FETRA es una acción intimidatoria sobre un reclamo abusivo e ilegal que se trata de imponer en el momento en que se está levantando la cosecha", fustigó el grupo de entidades, entre las que se encuentra Bolsas de Cereales;la Sociedad Rural Argentina; Coninagro; CRA y representantes de cámaras de acopiadores y exportadores.

Al respecto, alegaron que el acta suscripta en octubre último por FETRA y el entonces secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, "sólo menciona la intención de trabajar en conjunto en ciertos temas y no la obligación de aplicar los reclamos expresados en la misma, circunstancia que sería completamente violatoria de las leyes vigentes".

En esa línea, el titular dela Cámara Arbitraldela Bolsade Cereales de Buenos Aires (CABCBUE), Javier Buján, consideró que el sector es "rehén" de una disputa entre el Gobierno y los transportistas de granos.

"Tenemos parado totalmente el ingreso de camiones no sólo a los puertos, sino también a las fábricas, a todo el complejo. Es una situación realmente muy complicada. Lo que es la parte de logística, está detenida", lamentó Buján en declaraciones radiales.

Además, advirtió que está "arrancando la cosecha de maíz y en plena cosecha de girasol, con lo cual la cosa va más allá de un paro, es mucho más complejo y mucho más dañino".

Comentá la nota