Se agravó la situación de Cinpal con la toma de la fábrica por parte de los trabajadores

Se agravó la situación de Cinpal con la toma de la fábrica por parte de los trabajadores

Los trabajadores de la empresa Cinpal profundizaron ayer el reclamo que vienen llevando a cabo desde hace varios días, en busca de percibir los haberes que les adeudan. Luego de la asamblea llevada a cabo pasado el mediodía, los operarios decidieron tomar la fábrica con el objetivo de preservar la maquinaria y que ningún directivo produzca un vaciamiento de la planta.

Cabe señalar que todo se inició con manifestaciones en la puerta de ingreso al Parque Industrial de Tandil, solicitando respuestas respecto de la ausencia de pago de los salarios.

En la víspera se vivió una agitada jornada. Por la mañana el titular de la UOM Tandil, Carlos Romano, mantuvo reuniones en el Municipio donde le entregaron una notificación que certificaba que habían mandado el informe al consulado sobre la situación de Cinpal y las escasas respuestas obtenidas de parte de los directivos.

Tras agotar todas las instancias en el Ministerio de Trabajo y no encontrar por el momento créditos laborales, se llevó a cabo la mencionada asamblea en donde se decidió la toma por tiempo indeterminado de la empresa, circunstancia a la que se ven obligados por la falta de soluciones que debe brindar el empleador extranjero.

Fábrica

tomada

De recorrida por Cinpal, aparecen distintas banderas que tienen una misma frase “Fábrica tomada”, además de pintadas que los empleados han realizado manifestando su bronca por quienes indican como los responsables de mantener una deuda de dos meses con los 40 trabajadores que desempeñan funciones.

Daniel Calvo, delegado de la empresa, en diálogo con El Eco de Tandil, señaló que “hemos reforzado la medida tomando la fábrica en forma pacífica, simplemente para salvaguardar nuestros puestos de trabajo y dar garantías que no ocurrirá nada raro”.

Detalló que “seguiremos con el piquete en la entrada, y en la fábrica estamos organizando distintos grupos para cuidar en todo horario que nadie saque nada del interior de la empresa”.

Recordó que “esto comenzó hace un tiempo atrás. Sucede que ahora se agravó con el no pago de salarios y aguinaldos. Somos 40 trabajadores, de los cuales hay 24 que están afiliados a la Unión Obrera Metalúrgica”.

El delegado sindical manifestó que “solo recibimos, hace dos semanas, una suma fija de 6.100 pesos para el personal y nada más. Nos están debiendo entre 25 y 30 mil pesos a cada uno, que corresponde a dos meses”.

Miedo al

vaciamiento

Ante la falta de respuestas del grupo empresario encabezado por Enrique Carvalho, los trabajadores temieron, como ocurrió en tantas empresas metalúrgicas del país, que sus directivos comenzaran con el vaciamiento general.

La falta de pago y el paso de los días sin novedades, los obligó a no quedarse solo con la manifestación que llevan adelante en el acceso al Parque Industrial, sino que también decidieron cuidar la maquinaria con la que hasta hace poco tiempo atrás elaboraban tapas de cilindros.

“Por eso hacemos esto”, dijo Calvo, para luego añadir que “con esto garantizamos que no suceda nada de lo que pasó en muchas empresas”.

Entre las comunicaciones para resolver el problema que se registraron ayer, se pudo conocer que Pablo Vallejos, secretario adjunto de UOM, habló con Mariela Alderete, directora administrativa en Tandil, y se le garantizó que nada saldrá del interior de Cinpal”.

Esperan

soluciones

Al ser consultado por las explicaciones de parte de los directivos, dijo que “lo único que dicen es que se van a reunir, pero no hay nada concreto. Acá está la señora Alderete que recibe órdenes de Carvalho y este a su vez responde al grupo de inversores. El tiempo está empezando a pasar, las necesidades comienzan a ser cada vez más grandes entre nosotros. Realmente se está viviendo una situación muy estresante”.

No dudó en expresar que “nosotros queremos una solución. Si la empresa quiere cerrar que lo haga, pero con el aval que pague lo que corresponda. Acá se hacían tapas de cilindros donde una parte se exportaba a Brasil, de donde es el grupo inversor, y otra al mercado interno”.

En relación a la posibilidad de formar una cooperativa de trabajo, teniendo en cuenta que la fábrica está con la totalidad de la maquinaria y las necesidades de tener una entrada de dinero comienzan a urgir, señaló que “llegado el momento se hablaría, pero es muy difícil. No está en el ánimo de la gente llegar a algo así, por ahora lo que pretendemos es cobrar lo que nos deben y que decidan los empresarios qué hacer en el futuro”.

Algo para destacar es la solidaridad de la gente de Tandil, entendiendo que los trabajadores lo único que están reclamando es cobrar por la tarea realizada. Como tomando partido a favor de los obreros, muchos son los que se acercan con alimentos hasta el Parque Industrial para, de alguna manera, apoyarlos en el reclamo.

Al respecto, Calvo dijo que “la verdad es que estamos muy agradecidos a los ciudadanos de Tandil que se acercan y colaboran con algo, son gestos que los valoramos mucho. También hay que agradecer al Municipio que se ha movido a nivel Cancillería y Embajada”.

“Acá no está”

El trabajador sostuvo que “lamentablemente los tiempos legales acá son muy largos como para traer a una persona del exterior. Hubo una reunión en el Ministerio de Trabajo en la que se citaba al señor por la fuerza pública. Vino la policía acá a la fábrica porque es el domicilio que tiene, y realmente nos reíamos porque acá no está”.

Afirmó que “queremos que se defina. Hay compañeros que quieren seguir trabajando y otros que no porque esto generó un gran desgaste, entonces solo piensan en cobrar e irse”. irectivos.

Comentá la nota