Por las agresiones, los inspectores piden un aumento

Por las agresiones, los inspectores piden un aumento

Luego de la violencia en operativos de tránsito y comercio, quieren un 25% más.

El titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Neuquén (Sitramune), Santiago Baudino, denunció que las agresiones a los inspectores municipales son diarias y constantes.

Por ello, señaló que resulta necesario que cuenten con un 25 por ciento de aumento por desempeñar tareas de riesgo. Baudino sostuvo que si bien el tema repercutió en los últimos días, tras la resonante agresión que recibió un inspector de comercio sobre la calle Richieri (ver recuadro), desde hace cuatro meses ya habían solicitado al Ejecutivo comunal una audiencia para plantear este reclamo.“Los casos que más trascienden son las agresiones físicas que reciben los inspectores. Pero ellos reciben de 4 a 5 agresiones verbales por día y de 2 a 3 agresiones físicas por semana. Teniendo en cuenta que muchos de nuestros compañeros ya no denuncian los empujones e insultos que reciben”, describió Baudino.Dijo que se trata de 170 inspectores municipales que trabajan en la calle, donde además de los de comercio y tránsito, que son las víctimas de agresiones más reconocidos, también están los de Bromatología, Arbolado Urbano, Baldíos y Obras.

El sindicalista indicó que solicitaron este porcentaje así como impulsaron la modificación de la Ordenanza 13048, que establece que la persona que ejerza violencia contra la autoridad municipal interviniente será sancionado con multas que van desde los mil a los 2 mil módulos.Los vecinos los defienden“El problema también es que la Policía que acompaña en el procedimiento no actúa ante la agresión que recibe el inspector. Eso pasó en más de una oportunidad.

Quisiera saber el porqué”, agregó Baudino.Comentó que en numerosas ocasiones fueron los vecinos quienes salieron al rescate de los inspectores ante la agresión física de un infractor.“Lo mismo pasa con la Justicia, porque en una oportunidad un inspector quedó retenido contra su propia voluntad y no hizo nada”, añadió Baudino. Por eso, el titular de Sitramune dijo que esperan ser recibidos por el Ejecutivo comunal o por el secretario de Gobierno, pero los que tomarán la decisión de realizar una medida de fuerza serán los propios inspectores. Dueño del local clausurado

“El operativo fue completamente ilegal”

 Durante el procedimiento de clausura de un comercio ubicado en Richieri al 500 durante el fin de semana, el propietario del local agredió a un inspector municipal y a efectivos policiales, tras detectarse que vendía alcohol pasadas las 23 y a menores de edad. Diego, el propietario del local, ofreció a LM Neuquén otra versión de lo ocurrido. Aseguró que fue golpeado por los policías y que, además, no tenían ninguna orden judicial para secuestrarle su mercadería. “El procedimiento fue ilegal”, afirmó Diego, y aclaró que cuando lo hicieron el comercio estaba cerrado.  

Comentá la nota