Se agudiza contradicción sindical en hospitales

El conflicto en los hospitales neuquinos entró en un nuevo nivel, con una seria arremetida de sectores sindicales, y una dura acusación contra el director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel.
La agrupación Violeta Negra de ATE, salió a rechazar lo que calificó como un intento de “criminalizar y/o judicializar el derecho de huelga y reclamo” de los trabajadores, después de comprobar que empleados de la Unidad de Terapia Intensiva “que se encontraban realizando el paro votado por la asamblea, recibieron telegramas intimándolos a volver a su puesto de trabajo”.

Según el sector sindical, la intimación fue hecha bajo amenaza de “aplicar la Resolución 029/00 de la Subsecretaria de Trabajo de la Provincia de Neuquén, acusándolos de Abandono de Pacientes”.

La agrupación Violeta Negra de ATE rechazó la intimación por considerarla “ilegal, arbitraria, antisindical y por violar el Derecho a Huelga consagrado por el Art. 14 Bis de la Constitución Nacional”.

Pero lo cierto es que en el actual contexto se avizora otro quiebre entre los distintos sectores gremiales, ya que los profesionales y otros sectores de no profesionales más moderados están inclinados a aceptar la nueva ley de remuneraciones que se prepara en la Legislatura, con algunas modificaciones al proyecto enviado por el Ejecutivo.

Comentá la nota