Por ahora no habría ruptura ni unidad de las CGT locales

La Rodríguez Peña posterga definiciones sobre su crisis. Coordinan acciones conjuntas contra Impuesto a las Ganancias en los salarios. Hoy, jornada en la Uepc.

Por ahora no habrá ruptura, ni tercera CGT, ni movimiento obrero unido. Las decisiones se pasarán para “más adelante”. Se seguirán coordinando acciones de “unidad” con la CGT Regional Córdoba, pero sin fusión. Ésas fueron algunas de las decisiones que tomaron ayer los dirigentes de la CGT Rodríguez Peña, cuando se reunieron en un cónclave acotado. La

reunión tenía como tema central la crisis que se planteó luego de que el titular de la Federación de Camioneros y líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, “interviniera” la central obrera local, para desplazar al secretario General, Mauricio Saillén (Surrbac) y encumbrar al lucifuercista Gabriel Suárez (foto). El motivo: Saillén volvió al kirchnerismo, y Moyano considera a ese retorno una “deslealtad” a su antikirchnerista posición política.

Según trascendió de distintos voceros consultados por LA MAÑANA, los principales referentes de la Rodríguez Peña acordaron “poner en el freezer” la situación de la CGT, por lo cual la reunión de comisión directiva pasó a un cuarto intermedio para dentro de quince días.

“Nadie quiere tres CGT”, dijo un gremialista, y aseguró que Suárez quedó a cargo de la “coordinación” de las acciones con la CGT Regional Córdoba que conduce el delasotista José Pihen, en el marco del plan de lucha sindical en contra del pago del Impuesto a las Ganancias por parte de los asalariados.

Off the record, un referente gremial indicó que el titular del Suoem, Rubén Daniele, fue uno de los que impulsó “poner un pie en el freno” y postergar cualquier decisión. Es que Daniele es un autoreconocido adherente al gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner, pero a la vez cultiva una buena relación con el moyanismo. Y de paso, es uno de los más fervientes militantes contra el impuesto a las Ganancias, básicamente porque la mayor parte de los empleados del municipio cordobés, su base, están afectados directamente por este gravamen.

Saillén, el malquerido de Moyano, quedó “inhabilitado” para coordinar acciones con Pihen, dijeron en la Rodríguez Peña, pero no se formalizó su destitución, dijeron ayer. Uno de los argumentos que esgrime el Surbac es que el líder camionero actuó “de facto”, al designar a Suárez como titular de la central sindical, sin atender lo que dice su estatuto. Moyano actuó como “en una monarquía”, dice el dirigente de Recolectores. Tampoco está de acuerdo con acercarse al delasotismo, algo que impulsa Moyano a la luz del acuerdo político que tiene con el gobernador José Manuel de la Sota en el marco del peronismo anti-K.

Acciones contra Ganancias

En una reunión en la que participaron Suárez, José Pihen y el titular de la UOM, José Urbano, entre otros dirigentes, se perfilaron los detalles de la jornada de capacitación que se realizará hoy a las 10 en la sede de la Uepc sobre el impacto de Ganancias en los salarios. También se avanzó en relación al “Cabildo Abierto de los trabajadores” que se realizará en viernes 26 de julio, con delegados y cuerpos orgánicos de los gremios de la CGT Regional Córdoba y de la Rodríguez Peña.

Comentá la nota