Ahora metrodelegados abren puerta para una "tregua", pero ponen condiciones

Al cumplirse 10 días del paro en los subtes que llevan adelante los metrodelegados, hoy podría encontrarse una salida al menos momentánea para el conflicto. Pese a la falta de acuerdo por salarios y condiciones laborales, los gremialistas anticiparon que "existe la posibilidad de una tregua antes del mediodía" lo que haría que se reanude el servicio en la Ciudad.

El metrodelegado Néstor Segovia aseguró que "existe la posibilidad de una tregua antes del mediodía", lo que generaría que a la tarde ya se reanude el servicio de subterráneos en la ciudad de Buenos Aires, luego de que hablara tanto con sus compañeros como con la empresa Metrovías. Sin embargo, no dio mayores precisiones.

Minutos antes, los propios metrodelegados habían advertido que continuarán con el paro si no son convocados a una nueva reunión para discutir una mejora salarial, al tiempo que insistieron en responsabilizar por el conflicto al gobierno porteño y a la empresa Metrovías.

En declaraciones formuladas desde la estación Constitución de la línea C del subte, el delegado gremial también señaló que "vamos a continuar con el paro si no tenemos una reunión" para destrabar el conflicto, y le pidió al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, "una audiencia pública para discutir la paritaria" salarial.

"Nosotros queremos trabajar, pero somos víctimas de su política. (Macri) firmó un acta y ahora se hace cargo únicamente para dañar a los trabajadores. Nos multa con 1.500 pesos por trabajador, pero no se le movió una pestaña para cobrarle multa a la empresa Metrovías cuando sacó 20 formaciones" del servicio, sostuvo.

Segovia señaló que "Macri no está pensando al subte como un servicio público sino como un negocio", al tiempo que afirmó que el jefe de Gobierno "quiere cerrar el subte".

Por otro lado, Segovia sorprendió al revelar que esta madrugada existió un principio de acuerdo con Metrovías, pero que se frustró porque funcionarios de ambos gobiernos no autorizaron a la empresa a firmar. Concretamente, el metrodelegado apuntó contra el interventor de la CNRT, Eduardo Sicaro, quien está vinculado al camionero Hugo Moyano, y al titular de SBASE, Juan Pablo Piccardo.

En tanto, el secretario general de la AGTSyP, Roberto Pianelli, aseguró que "estamos siendo rehenes de una actitud de una empresa concesionaria parasitaria y de una autoridad administrativa de la ciudad que no es competente para hacerse cargo de este tipo de servicio".

"El jefe Gobierno porteño actúa en forma corporativa, por eso en vez de multar al grupo Roggio (concesionario del servicio a través de la firma Metrovías) multa a los trabajadores. Por el nivel de irresponsabilidad que tiene, empiezo a dudar si todavía tiene condiciones de poder estar al frente de esta Ciudad", señaló Pianelli, también desde la estación Constitución.

El secretario general de los metrodelegados también dijo que "estamos a la espera de cualquier reunión y llamado, y dispuestos a hacer gestos para destrabar el conflicto".

"Pedimos una serie de licencias que son innegociables porque tienen que ver con nuestra vida, nuestro tiempo de trabajo y nuestras enfermedades porque estamos en un lugar insalubre", reclamó Pianelli.

Y agregó: "Somos los únicos que estamos teniendo gestos mientras que del otro lado lo único que hacen es pegarnos cachetazos".

El secretario general de la AGTSyP también señaló que "si la concesionaria Metrovías no está en condiciones de mantener el servicio, tendría que dar un paso al costado".

Comentá la nota