Ahora el panorama gremial es otro

Ahora el panorama gremial es otro

La oferta mantiene el pago en dos tramos que llegará al 35 por ciento en julio y entre el 32 y el 33 por ciento para los cargos jerarquizados. Más, una compensación inmediata para febrero de 1.700 a 2.100. "Estamos más cerca", dijo la secretaria de Amsafé.

El número clave era el 35 por ciento. Y los docentes lo lograron ayer en la mesa paritaria, lo que significa que la nueva propuesta del gobierno de Miguel Lifchitz perforó en diez puntos el techo que había puesto Mauricio Macri y en cinco puntos lo que la propia Casa Gris había ofrecido en febrero, hace menos de un mes. Ese porcentaje no será para todos, pero sí para las categorías inferiores: la oferta mantiene el pago en dos tramos que llegará al 35 por ciento en julio --lo que significa que un maestro que recién se inicia cobrará 12.060 pesos y el de máxima antigüedad 16.000 de bolsillo--, y entre el 32 y el 33 por ciento para los cargos jerarquizados. Más, una compensación inmediata para febrero de 1.700 a 2.100, según la antigüedad (porque incluye el incentivo docente) y un fondo para ropa de trabajo y material escolar de 1.200 pesos (en cuatro cuotas). "Estamos más cerca", dijo la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso que anoche ya había convocado a la asamblea provincial para dar una respuesta el miércoles al final del día. El delegado del gremio en La Capital, Oscar Lozeco, la consideró "muy superior a la que habíamos rechazado" y la líder de Sadop, Patricia Mounier reveló que esto "cambia el panorama".

La paritaria docente de ayer fue una de las más trabajosas. Debía arrancar a las 8 de la mañana, pasó a un cuarto intermedio hasta las 13.30, pero los dos bloques (funcionarios y dirigentes sindicales) recién se sentaron alrededor de una mesa común casi a las seis de la tarde. El paréntesis no significaba que las negociaciones estuvieran rotas sino que se dedicaron a los cabildeos.

La semana pasada, el gobierno se había acercado a un aumento del 34 por ciento. No era el que esperaban los docentes. Y ayer, ofreció ese 35 por ciento. La propuesta se pagará en dos tramos: en marzo, el incremento arrancará con un 25 por ciento para los docentes con sueldos más bajos y llegará al 35 por ciento en julio. El de las categorías más altas y con más antigüedad, el rango es menor: 22 por ciento en marzo para llegar a un incremento que oscila entre el 32 y el 33 por ciento en julio.

La suma fija de febrero será de 1.300 a 1.700 pesos, según la antigüedad, pero si se le suma el incentivo docente (que ahora es de 400 pesos), sería de 1.700 a 2.100 pesos. Más un fondo de ropa de trabajo de 1.200 pesos que se pagará en cuatro cuotas.

La paritaria había arrancado en febrero con una propuesta del gobierno del 20 por ciento para marzo y 30 por ciento en julio. Ayer, tras una discusión durísima, los gremios habían logrado un aumento del 25 por ciento en el primer tramo y 35 por ciento, en el segundo. "Sumar cinco puntos más en la negociación no es poco", dijo a Rosario/12 un dirigente de Amsafé que pidió reserva.

El delegado del gremio en La Capital, Oscar Lozeco, señaló que la propuesta era "superior a la que fue rechazada" antes del paro de 48 horas. "Tenemos una propuesta integral, mucho más abarcadora que la que teníamos hasta ahora. Es superadora y mucho mejor que la que rechazamos", insistió. Y confirmó los datos del arranque: en julio "un maestro que recién se inicia cobraría 12.060 pesos y uno con 120 por ciento de antigüedad, 16.000 pesos de bolsillo".

El secretario adjunto de Amsafé, José Testoni, remarcó que la propuesta era "integral" porque incluía "otras cuestiones que tienen que ver con la carrera docente, actualización normativa, seguridad e higiene, un abordaje sobre el impuesto a las ganancias y algo que nos interesa mucho que es la continuidad y estabilidad de los compañeros que trabajan en planes nacionales que eran financiados por la Nación" y se cayeron. "La propuesta se ha mejorado mucho", insistió.

Para la secretaria adjunta de Sadop cambió el escenario. Y explicó que "la negociación se había trabado por el porcentaje del aumento. Nosotros queríamos el 35 por ciento, pero el gobierno proponía con el 33 y el 34 por ciento. Había diferencias con la suma de febrero". Pero, al final el gobierno ofreció ese aumento del 35 por ciento. "La propuesta es mucho mejor a la inicial. A principios de febrero hablábamos de que la propuesta no iba a superar el 25 por ciento, después el 30 y ahora es el 35 por ciento. Es mucho mejor, pero serán los docentes en las escuelas los que decidirán si la aceptan o la rechazan", concluyó Mounier.

Comentá la nota