"Ahora vamos contra el trabajo en negro"

Cristina Ledesma dijo que el SOIP se va a ocupar de garantizar que el incremento salarial se pague a todos los obreros de la industria del pescado.
La secretaria general del SOIP, Cristina Ledesma, aseguró ayer que la comisión directiva que encabeza se va a ocupar de garantizar que el incremento salarial se pague a todos los obreros de la industria del pescado, estén o no afiliados al gremio. "Son todos compañeros trabajadores, tienen todos el mismo derecho", señaló.

Al hacer un balance de la medida, aseguró que "esta fue la primera lucha, queda mucho más por hacer" y en ese marco aseguró que "una de las cosas que nos quedó y va a ser muy dura es la registración laboral de los compañeros que están en pseudocooperativas".

El SOIP agrupa a unos 3.000 trabajadores que se desempeñan como fileteros, peones, envasadoras y camaristas. De esos grupos, los fileteros son los que tienen un salario un poco mayor que el resto,

En todas las categorías, muchos tienen un horario fijo establecido de trabajo, el "horario de planilla" según explicó Ledesma. Otros "son convocados por la radio".

El esquema de trabajo es de 8 horas para los regulados por el convenio 161/75 y de 9.45 horas los que se encuadran en el "convenio pyme".

"Los que están en relación de dependencia tienen sus horarios de planilla, de salida y si quieren pueden hacer horas extras", señaló Ledesma. Indicó que además "hay muchos que están con convenio a producción y a destajo, que tienen el garantizado mensual igual que el salario mínimo vital y móvil -actualmente de 1.840 pesos- que son los encuadrados en el anexo 506/07".

Pero también aclaró que "hay otros que están en negro y la diferencia es que son convocados a cualquier hora de la noche, no tienen horario de inicio ni de finalización y se tienen que quedar a cortar por el mismo precio las horas que les sean impuestas".

En cuanto a la cantidad de trabajadores que están en condiciones precarias, Ledesma indicó que "es muy difícil calcular, porque hay una enorme cantidad de covachas sin higiene, sin condiciones, pero seguro que son muchos más que los que estamos en blanco".

Denuncian robo

Los dueños de una planta de pescado denunciaron a los trabajadores que la tienen tomada desde hace 40 días, porque supuestamente habrían sustraído parte de la mercadería, principalmente, merluza y abadejo, que guardan en las cámaras frigoríficas.

La presentación fue realizada ante la comisaría tercera por el letrado de la empresa "Cafiero y Pollio", Carlos Aronna, en representación de su titular, Bruno Romano. Sin embargo, cuando efectivos policiales concurrieron a la planta, un vocero de los ocupantes, con el que se entrevistaron aseguró que el pescado permanece en las cámaras frigoríficas.

Fuentes policiales estimaron que el posible faltante sería de "unos 14 kilos de pescado", aunque por falta de orden judicial de allanamiento no logró certificarse la veracidad de lo denunciado. La planta permanece tomada desde hace 40 días por trabajadores de una cooperativa que reclaman ser registrados como empleados de la firma

Comentá la nota