Ajuste laboral en La Unión expone la crisis de las cooperativas en el Chaco

SAENZ PEÑA (Agencia) - Las autoridades de la Cooperativa La Unión Limitada, ante la caída de la actividad del desmote, aplicaron una drástica reducción de las horas de trabajo en sectores de acopio, administración y transporte. Además, en forma paralela resolvieron reducir el 20 % del salario que a su vez, según se supo, no habrían hecho la actualización de las paritarias 2014.

El brillo, el júbilo y las épocas de gloria parecen haberse terminado para las cooperativas algodoneras chaqueñas. Los dirigentes de las entidades adjudican esta situación a la caída del área de siembra del textil en los últimos dos años, pero hay deudas que vienen de arrastre, incluso surgidas poco después de que durante el gobierno de Raúl Alfonsín fueran saneadas en su pasivo bancario.

Hoy, la gran mayoría de las entidades cooperativas transitan un verdadero cuello de botella, con deudas que las agobian a lo que se suma la existencia de personal que mediante acuerdos sindicales -como en el caso de los desmotadores- lograron incrementos salariales que hoy son difíciles de cumplir porque las cooperativas no tienen materia prima para procesar y comienza a sentirse el impacto de la caída de la actividad.

Medida drástica en vigencia

La medida adoptada en la última reunión del Consejo de Administración comenzó a aplicarse desde el pasado 1 de octubre, y de acuerdo con el esquema de reducción salarial, los empleados tendrán una quita de un 20 % en sus haberes que aún no fueron actualizados con la paritaria del presente año, por lo que la quita es sobre el básico del año anterior, en un ajuste aún más profundo.

La quita de horas de trabajo también repercutiría sobre el sueldo de los obreros, teniendo en cuenta el diagrama de trabajo que mantenían, y hasta el momento solo trabaja en forma normal la elaboración de fiambres y las bocas de expendio.

Se supo, en tanto, que por razones de servicio, el personal dedicado a la operación y mantenimiento de redes de electrificación permanece al margen de la medida, pero hay un compás de espera de al menos 90 días para evaluar el comportamiento de la economía del país.

En otro orden, los rumores de una eventual auditoría suenan con más insistencia, y la Administración Federal de Ingresos Públicos estaría a un paso de avanzar con esta medida, observando que el concurso preventivo no tuvo progresos a pesar de haber transcurrido casi diez años desde la provisión judicial.

Comentá la nota