Alerta en ATE porque peligran 700 puestos de trabajo

Alerta en ATE porque peligran 700 puestos de trabajo

El gremio denunció una reducción en el presupuesto 2017 para el INTA que pone en peligro a becarios y contratados. Los trabajadores resolvieron declarar el estado de alerta y movilización.

La distribución de recursos del Estado en los servicios económicos pensada en el Presupuesto 2017 que el gobierno envió a Diputados es un 5% más baja que la de 2016. Esto incluye al Ministerio de Agroindustria, que en términos reales recibirá bastante menos dinero: apenas un 2,8% más que este año, contra una inflación reconocida que no baja del 40%.

Todo ese dinero se divide entre la administración central de la cartera que conduce Ricardo Buryaile, y también los organismos descentralizados como el INTA, el Senasa, el INV, el INASE y el Instituto nacional de Desarrollo Pesquero, Inidep. Agroindustria, según consta el proyecto de ley del Ejecutivo, tendrá un total de recursos generales por 9.884 millones de pesos, con gastos corrientes totales que rondan los 9.166 millones.

El Inta, en tanto, el segundo con mayor adjudicación de recursos contará con una partida de 5.112 millones de pesos. Para el caso del Senasa los recursos asignados son de 3.746 millones de pesos, y la cifra ya disparó protestas gremiales en el gremio de ATE.

Al Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) le fueron asignados 347 millones de pesos, en tanto que el Indep contará con 306 millones. Según anunciaron desde el gremio.

Sólo en el INTA se encuentran en riesgo 700 puestos de trabajo bajo la modalidad de contratados ya que la reducción de salarios prevista en el presupuesto alcanza los 218 millones de pesos. Esto hace peligrar a 340 becarios en formación, que no tienen certeza alguna sobre su futuro laboral como fue tradición. Contra todo pronóstico, luego de tantas polémicas, el Instituto Nacional de Semillas (Inase) quedó como la cenicienta de los organismos descentralizados, con una dotación de 199 millones de pesos que le alcanzarán para cubrir los 197 millones de gastos corrientes que debe afrontar. Si en algo coincidieron el gobierno actual, los productores de granos (especialmente trigo y soja) y las empresas semilleras es en la necesidad de un Inase "fuerte".

En gran medida esa fortaleza radica en su presupuesto, que hace un año se estimaba en no menos de 500 millones para llevar a cabo la tarea de fiscalización que se requiere para 20 millones de hectáreas de soja solamente. Deberá arreglarse con bastante menos que eso.

Ante este panorama, los trabajadores de ATE-INTA y ATE-Agroindustria decidieron declarar el estado de alerta y movilización al tiempo que promueven cursos de acción sindicales y políticos para concientizar a diputados y senadores nacionales sobre los peligros del proyecto de Presupuesto que el Gobierno Nacional elevó al Congreso para su tratamiento en los próximos días.

Comentá la nota