Alfonso Prat-Gay recibirá a la CGT

Será el 29 de septiembre, seis días después de que el Comité Confederal resuelva si aprueba la convocatoria a un paro.

El poroteo, según la CGT, da cinco a cero a favor de ellos contra el Gobierno: de acuerdo a los gremialistas desde el Ejecutivo aún "no hubo respuestas" a ninguna de sus demandas: reapertura de paritarias, caída del salario, caída del empleo, aumento de emergencia para los jubilados y Ganancias. Traducido en palabras del secretario de Prensa de la Confederación, Jorge Sola, durante la conferencia de prensa post mitin gremial en Azopardo realizado hoy a la tarde: "LLegamos al Comité Central Confederal (CCC) del viernes sin ninguna buena noticia".

Acaso para acercar posiciones y bajar el 5 a 0, Alfonso Prat-Gay —quien era hasta el momento el único que no había recibido a la CGT— citó a la conducción cegetista para el 29 de septiembre. Marcó la cancha Sola: "Nosotros queremos que se cumpla la promesa de campaña de terminar con Ganancias y ahora vemos que, de acuerdo a lo que dijo el ministro, se va a estirar dos o tres años el tema". Y dijo que esperan ese día escuchar, entre otras cuestiones, "bien" cuál es el proyecto que se presentará en el Congreso. El Gobierno sigue apostando al diálogo para morigerar el malhumor de ciertos dirigentes, que son más pro paro que otros.

Sin embargo y con este frente en danza, este viernes no se resolverá llamar a una medida de fuerza pero sí se "facultará al secretario general a tomar una medida de acción directa con fecha y formato a definir", informaron quienes estuvieron adentro de la reunión. Dato: se esperaba un encuentro corto pero duró dos horas y fue a puertas cerradas, sólo participaron los secretarios generales. De lo que se filtró por la hendija se supo que de llamar a un paro "será lo más alejado de diciembre porque hay un grave panorama social" por lo que no quieren quedar pegados a posibles protestas. "A la situación que hay le agregás cortes de luz y es una olla a presión", grafican. ¿Y piensan en paro con o sin movilización? preguntó Clarín: "Paro", contestaron sin vueltas. Sin embargo, Sola no descartó como "estrategia de la CGT si se resuelve llamar a un paro, convocar a otras organizaciones".

Con este escenario ya está todo encaminado para que los 120 congresales debatan este viernes en el CCC, luego de elegir a los cinco miembros de la Comisión Arbitral que es el primer orden del día. "Se escucharán discursos muy duros contra el Gobierno", coinciden dos dirigentes de peso consultados por separado.

Los que tomaron la iniciativa son los de La Bancaria: mañana jueves harán una movilización para pedir "por reapertura de paritarias (es el primer gremio que presentó formalmente a Trabajo para reabrirlas) y por la derogación del impuesto al trabajo".

Y un tema más no menor que se trató en el mitin de hoy en Azopardo; este es la certificación de autoridades de la CGT por parte de Trabajo. Es que en esa dependencia ministerial corren varias impugnaciones contra el Congreso Confederal del 22/8 que eligió al triunvirato por entender que se violó el Estatuto. Sola indicó que hay "una fuerte diferencia con el Ministerio" y agregó que se han respondido todas las impugnaciones que se presentaron. "Tenemos en claro que la legitimidad nos la dan los votos que hemos tenido y eso es inmodificable". Del lado de los díscolos adelantan que si la vía administrativa no les da la razón irán a la Justicia aunque esperan que Jorge Triaca tome una resolución que les fije un plazo (hablan de no más de seis meses) para que regularicen la situación y se elija a un solo secretario general.

Comentá la nota