Por si algo le faltaba a los empleados judiciales de Río Negro, AFIP nos "intima" al pago del impuesto a las ganancias

DURO COMUNICADO

- En éste orden de ideas, existen idénticas coincidencias entre las dos Centrales Sindicales Argentinas en cuanto a que los trabajadores deben encontrarse exentos de tal carga impositiva y gozar del mismo principio de intangibilidad del que gozan, por ejemplo, los funcionarios del mismo Poder Judicial, quienes asimismo se ven beneficiados con salarios sideralmente superiores a la media de los agentes públicos.

Recordemos que en la Provincia de Río Negro, 1321 empleados -un escribiente cobra unos 3500 pesos mensuales-, significan la misma erogación del presupuesto salarial del Poder Judicial, que los 234 funcionarios que claro, no pagan impuesto a las ganancias por salarios que van desde los 22.000 pesos mensuales, para el caso de un juez sin antigüedad.

En los últimos dos años los agentes judiciales rionegrinos han obtenido aumentos salariales por un total del 21% (5% + 3% del año 2011 + 13% del año 2012). En idéntico período, la inflación, según estudios públicos de distintas organizaciones, ha trepado al 121%.

La Magistratura Rionegrina goza de privilegios tales como: jubilación del 82% móvil, exención del pago del impuesto a las ganancias, inamovilidad.

Los agentes judiciales en el mismo sentido tienen ésta realidad: jubilación ordinaria según SIPA, pago de impuesto a las ganancias dentro del tope de AFIP/DGI, idénticas condiciones laborales que un contratado bajo locación de servicios o personal transitorio, carrera de ascensos truncada e igualada al personal transitorio.

Actualmente, en las Cámaras Laborales de Bariloche, Cipolletti y Roca, cientos de agentes judiciales han presentado acciones de amparo a fin de que el Superior Tribunal de Justicia se abstenga de pasar a planta permanente a varias centenas de personal contratado por fuera de las normas de ingreso al Poder Judicial.

En momentos donde la sociedad rionegrina se encuentra debatiendo los nombramientos desmedidos de personal en la administración pública, el juez Sodero Nievas, ha dispuesto un llamado a Concurso Interno violando todas las normas orgánicas del Poder Judicial.

Por todo esto, los judiciales decimos: Los judiciales de Río Negro no son privilegiados, no son los que más ganan, no acompañan mayoritariamente a la conducción del Sitrajur (menos de 350 afiliados sobre más de 1300 empleados), no comparten los privilegios de los jueces y funcionarios del Poder Judicial.

Será Justicia.

Comentá la nota