"Hay algunos que quieren revivir lo que pasó en 2001"

"Hay algunos que quieren revivir lo que pasó en 2001"

El secretario gremial de la CGT Alsina, Jorge Omar Viviani, rechazó con duros términos sin mecionarla la movilización que programó la CGT Azopardo de Hugo Moyano para el 19 de diciembre a Plaza de Mayo para reclamar una rebaja del Impuesto a las Ganancias.

Durante un plenario de la Juventud Sindical Peronista (JSP), que con la participación de casi un millar de jóvenes de 35 gremios, Viviani formuló una encendida defensa del modelo productivo instalado por Néstor Kirchner en 2003 y que continúa Cristina de Kirchner al recordar que "estuvimos al borde de la disolución del país y hoy hay cosas que están pasando que algunos quieren revivir lo que pasó en 2001".

"Allí 40 trabajadores que pedían vivir con dignidad fueron muertos cuando se fue un Presidente en helicóptero y eso a los peronistas no nos va a pasar", sentenció el líder del sindicato de peones de taxis.

En la misma línea, el secretario de Interior de la CGT y jefe de los mecánicos de Smata, Ricar Pignanelli, aseguró que "este modelo es el que nos sacó casi de la desintegración como país, porque hoy muchos se olvidan que estábamos haciendo trueque para poder comer y muchos no se acuerdan que no teníamos papel moneda porque lo que teníamos era papel de diario".

"Muchos se olvidaron de que en los barrios la gente se armaba para defenderse de la misma gente. Muchos se olvidan de los argentinos revisando los tachos de basura para poder comer y los únicos que pagaron la crisis con sangre fueron los trabajadores", añadió.

A su turno, el secretario general de la CGT Alsina, el metalúrgico Antonio Caló consideró que esa central obrera "no renuncia a ningún derecho que les corresponda a los trabajadores", a la vez que desmintió que ayer se haya "negociado la futura paritaria".

Caló aclaró que durante el primero encuentro del Pacto Social 2013 en la Secretaría de Comercio, entre funcionarios de Industria, Comercio y Trabajo y representantes empresarios, "nosotros no fuimos a negociar ninguna paritaria, fuimos a conversar de todos los problemas que tiene el movimiento obrero".

Al respecto precisó que "la UOM prioriza los puestos de trabajo y después las paritarias, porque si no hay trabajadores no hay paritarias. Tirar un porcentaje no sirve de nada si no mantengo las fuentes de trabajo de 250.000 metalúrgicos".

Además de Caló, Pignanelli y Viviani, participaron los gremialistas Horacio Ghilini (SADOP); Norberto Di Próspero (APL); Rubén Salas (Químicos); Noé Ruiz (modelos); Marcos Castro (Capitanes) y Sergio Romero (UDA), entre otros.

Coment� la nota