Dos aliados clave de la CGT opositora podrían alejarse

Por R.P.

Desde que el líder camionero fue abandonado por parte de sus aliados, que migraron a la CGT oficial de Antonio Caló para evitar enfrentarse al Gobierno y quedar presos del proyecto político de Moyano, son tres los gremios fuertes –fundamentales por la cantidad de afiliados que representan– que lo acompañan.

Se trata de los Municipales de la Ciudad de Buenos Aires, que encabeza Amadeo Genta, los peones rurales de Gerónimo Venegas y los bancarios que ahora –con Juan José Zanola procesado– lidera Segio Palazzo.

En las últimas semanas, dos de ellos dieron señales confusas sobre su alianza con Moyano y el acercamiento con Luis Barrionuevo se hace cada vez más circunstancial. Al menos, hasta que el gastronómico y el camionero encuentren una forma de congeniar sus intereses gremiales y políticos.

Bancarios. El gremio La Bancaria anunció que no participará de la movilización del miércoles contra el Gobierno, al considerar que la decisión fue adoptada “sin debate orgánico” entre Moyano y sus aliados.

“No participamos ni vamos a participar de decisiones adoptadas sin el correspondiente debate orgánico, que puedan confundirse con intereses partidistas o que involucren a sectores que apuestan a la fragmentación del movimiento sindical”, enfatizó La Bancaria en un comunicado.

Si bien ratificaron su “pertenencia al consejo directivo la CGT (moyanista) legítimamente electo el 12 de julio” pasado, reflejaron con crudeza su discrepancia con la decisión adoptada por el moyanismo y la CTA de Micheli, y reiteraron que “no participaremos de la movilización del 19 de diciembre”.

En el moyanismo especulan con que los bancarios negocian con el Gobierno la devolución de su obra social, intervenida por el escándalo de la mafia de los medicamentos que dejó a Zanola tras las rejas. El gremio también está en medio de un reclamo salarial, que debe lograr la mediación del Ministerio de Trabajo.

Sospechas. Los municipales, en tanto, se movilizarán a la Plaza de Mayo. Pero en el moyanismo algunos miran con recelo a los dirigentes de ese gremio. “Están jugando a dos puntas”, dijo un dirigente cercano a Moyano. Se refiere a supuestos acercamientos con la CGT oficial que encabeza el metalúrgico Caló.

Tampoco está en las nubes la relación con Barrionuevo. Moyano y el gastronómico se acercaron en el último mes y medio. Incluso se fotografiaron juntos luego de años de enemistad, Pero la posibilidad de que el barrionuevismo integre la CGT Azopardo parece alejarse ante la resistencia de moyanistas y las exigencias de Barrionuevo.

Comentá la nota